ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • CHILE ENERGÍA

    Piñera lanza en Chile la Ruta hacia una Energía más limpia y sustentable

    25 de mayo de 2018

    Santiago de Chile, 25 may (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy un plan energético "con sello ciudadano" y tendente a un sistema de energía "más limpia, competitiva y sustentable".

    Se trata de la "Ruta Energética: Liderando la modernización con sello ciudadano 2018-2022", que el mandatario presentó en la Moneda, junto a la ministra de Energía, Susana Jiménez, y que es la hoja de ruta que guiará el trabajo de su gobierno en materia energética.

    "El compromiso que hicimos frente a todos los chilenos fue que el país no solamente avanzara hacia un desarrollo integral, inclusivo y sustentable, sino también, hacia una matriz de energía más competitiva, más limpia y más sustentable", dijo Piñera en la ceremonia.

    Piñera subrayó que actualmente todos los proyectos que están en evaluación ambiental, por casi 13 mil millones de dólares y todos los proyectos que están en construcción, por unos 7.000 millones de dólares, son en base a energías renovables".

    Destacó que en esta materia "Chile no puede dejar de tener un liderazgo, porque por nuestras condiciones naturales, tenemos las ventajas comparativas para ser un país líder en generación de las nuevas energías y también en la generación de las nuevas tecnologías para producir esas nuevas energías".

    En ese contexto, llamó a desarrollar soluciones no convencionales, a no renunciar al potencial hidroeléctrico del país, y a aumentar la capacidad de generación de energía.

    El plan, según el gobierno, fue diseñado a través de un proceso participativo, por unas 2.200 personas en las quince capitales regionales del país, y cuenta con siete ejes estratégicos: modernización energética, energía con sello social, desarrollo energético, energía baja en emisiones, transporte sustentable, eficiencia energética, y educación y capacitación energética.

    Piñera, en esa línea,pidió a la ministra de Energía trabajar con especial énfasis en 11 "mega compromisos".

    Uno de esos desafíos, dijo Piñera, es "la integración energética a nivel regional, partiendo por nuestros países vecinos", asunto que aseguró haber conversado ya con el presidente argentino Mauricio Macri y con el mandatario peruano, Martín Vizcarra.

    Otros incluyen la confección de un mapa de vulnerabilidad energética del país, identificando a las familias que no cuentan con electricidad y otros servicios energéticos.

    También modernizar la institucionalidad energética, en particular de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) y de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CChEn), y reducir en un 25 % el tiempo de tramitación ambiental de los proyectos que se acojan al plan, respecto a los plazos registrados en los últimos cuatro años.

    Otros apuntan a cuadruplicar la capacidad actual de generación distribuida renovable de pequeña escala (menor a 300 KW) el año 2022, y aumentar en al menos 10 veces el número de vehículos eléctricos que circulan en Chile, así como modernizar la regulación de la distribución eléctrica mediante un proceso participativo.

    A ello se suma regular los biocombustibles sólidos como la leña y sus derivados, otorgando al Ministerio de Energía las atribuciones necesarias para establecer especificaciones técnicas y el reglamento de aplicación para la comercialización de la leña en zonas urbanas.

    También establecer un marco regulador de la eficiencia energética, que genere los incentivos necesarios para promover el uso eficiente de la energía en los sectores de mayor consumo (industria y minería, transporte y edificaciones), y crear "una verdadera cultura energética" en el país.

    Otro compromiso es iniciar el proceso de "descarbonización" de la matriz energética a través de la elaboración de un cronograma de retiro o reconversión de centrales a carbón, y la introducción de medidas concretas en electromovilidad.

    En ese contexto, capacitar a 6.000 operarios, técnicos y profesionales en competencias y habilidades en la gestión y uso sostenible de la energía, en el sector eléctrico, de combustibles y de energías renovables, con la meta de certificar (graduar) al menos a la mitad de ellos.

    La Ruta Energética también incluye llevar la modernización energética a cada rincón del país, de 17,5 millones de habitantes, cerrando las brechas de acceso existentes y acercando a todos los chilenos a la tecnología y digitalización, fomentando una cultura energética, señaló el gobierno.