ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BOLIVIA CULTURA

    Bolivia mostrará por primera vez rostros reconstruidos de hace un milenio

    17 de mayo de 2018

    La Paz, 17 may (EFE).- Bolivia mostrará por primera vez al público sus "Rostros del pasado" gracias a la reconstrucción de cráneos de los antiguos pobladores de Tiahuanaco, capital de un imperio prehispánico de hace un milenio, en una exposición dentro de la Larga Noche de Museos, informó hoy una fuente oficial.

    La exposición "Rostros del pasado" consta de tres cráneos con deformación, dos de adulto y uno de infante, reconstruidos a través de técnicas pioneras en Bolivia, así como de moldes y cráneos originales.

    La exhibición podrá visitarse en el Museo Nacional de Arqueología en La Paz, dentro de las actividades del próximo sábado 19 de mayo.

    "Se trata de comprender mejor nuestra cultura", reconoció el jefe de Unidad de Arqueología y Museos del Ministerio de Culturas de Bolivia, Jose Luis Paz, en un encuentro con los medios en el museo.

    Paz apuntó que están buscando "generar conciencia", así como "poner en valor" el patrimonio.

    Hasta el momento se desconoce el motivo de la deformación intencionada de los cráneos de los antiguos pobladores de Tihuanaco, que habitaron hace 3.000 años parte de la actual Bolivia.

    Los tiahuanacotas fueron una cultura preincaica que se extendió entre los actuales Perú, Bolivia, Argentina y Chile entre aproximadamente el 1500 antes de Cristo y el 1000 de la era actual.

    La reconstrucción de los cráneos comenzó en 2015 con la gestión del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiahuanaco (CIAAT).

    Este año el Ministerio de Culturas y Turismo impulsó el proyecto para ponerle rostro a los antepasados de Bolivia y generar una exposición dirigida al público en general.

    Para final de año está previsto que a esta exhibición se sumen otras ocho reconstrucciones, según informó el encargado del proyecto, el antropólogo forense Luis Castedo.

    La Larga Noche de los Museos empezó a celebrarse en La Paz en 2007 con la participación de ocho museos municipales, según datos de la Alcaldía paceña, promotora de la iniciativa.

    En su duodécima versión, prevista para este sábado, participarán 182 instituciones públicas y privadas en esta ciudad, que este año ostenta el título de Capital Iberoamericana de las Culturas.

    Gran entrada folclórica, principal acto de La Paz como capital iberoamericana

    La Paz, 17 may (EFE).- La entrada folclórica del Señor Jesús del Gran Poder, que se busca sea declarada Patrimonio de la Humanidad, será la actividad más importante de La Paz en este año como Capital Iberoamericana de las Culturas, informó hoy una fuente oficial.

    El alcalde de La Paz, Luis Revilla, durante el acto de presentación de la festividad del próximo 26 de mayo, aseguró que además servirá para "seguir recabando antecedentes" ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

    Revilla destacó que la entrada, cuya versión de 2018 contará con 73 fraternidades que danzarán por más de veinte horas, será una de las "más importantes" en el calendario de actividades que la ciudad andina bajo el denominativo de capital cultural iberoamericana.

    La autoridad paceña además anunció que se plantea desarrollar una campaña masiva por medios y redes sociales para que la entrada folclórica con manifestaciones religiosas del catolicismo capte más visitantes en el futuro.

    "Esta campaña nos servirá para seguir recabando antecedentes, tenemos una carpeta presentada ante la Unesco para que nuestra celebración sea declarada Patrimonio de la Humanidad", subrayó.

    La entrada del Gran Poder tiene como patrono a un Cristo del mismo nombre cuya devoción se centraliza en un popular barrio de la ciudad en el que predomina el comercio.

    La procesión musical desciende desde el barrio que lleva el mismo nombre y atraviesa el centro de la ciudad, en un recorrido que llega a los ocho kilómetros al son de melodías típicas de morenos, caporales, tink'us, y saya, entre las danzas más representativas.

    Unos 40.000 bailarines y más de 7.000 músicos se calcula que forman parte de esta manifestación, que suele iniciarse a las siete de la mañana y que concluye incluso pasada la media noche.

    Esta celebración nació a principios del siglo pasado con fiestas indígenas en barrios populosos de La Paz, pero se convirtió en una masiva muestra folclórica y callejera alrededor de 1940.

    La postulación ante la Unesco de la Fiesta Mayor de los Andes como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad se la presentó en abril de 2017.

    Bolivia recupera una pieza arqueológica del imperio prehispánico tihuanacota

    La Paz, 17 may (EFE).- Bolivia recuperó una pieza arqueológica del imperio prehispánico de Tihuanaco, considerada patrimonio del país, tras frenar el mes pasado su subasta en una tienda de antigüedades de Londres, informó hoy la Cancillería boliviana.

    La pieza recuperada es una vasija de cerámica tihuanacota de hace dos milenios, que iba a ser subastada en un anticuario londinense en una subasta promovida por la compañía inglesa Willingham Auctions, según detalló la Cancillería de Bolivia a través de Twitter.

    La Unidad de Arqueología del Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia, junto con la embajada boliviana en el Reino Unido, intervinieron para detener la venta de la jarra tihuanacota.

    Esta cultura preincaica se desarrolló entre los actuales Perú, Bolivia, Chile y Argentina desde aproximadamente el 1500 antes de Cristo al 1000 después de Cristo.

    La cerámica de este periodo histórico tiene un gran valor en Europa y Norteamérica, por lo que es habitual el intento de tráfico ilícito de piezas arqueológicas.

    El Ministerio exhibió anoche objetos incautados y repatriados, entre los que destacó un sable de la guerra del Pacífico que fue incautado cuando se intentaba sacar del país, como muestra de su política contra el tráfico de patrimonio histórico.

    El presidente de Bolivia, Evo Morales, tiene entre sus políticas de Estado la prioridad de detener la salida de bienes culturales y lograr el retorno si se localizan en el exterior.

    El Museo Nacional de Berna accedió en 2014 a la devolución de una valiosa pieza de Tihuanaco, la Illa Ekeko Tunu, un retorno calificado de emblemático en Bolivia en el marco de esta política, que propició además la recuperación en los últimos años de otras localizadas en países como Alemania y Argentina.