ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Trump culpa a los demócratas de la separación de familias indocumentadas

    16 de mayo de 2018

    Washington, 16 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Donald Trump, culpó hoy a la oposición demócrata de la separación de familias indocumentadas, además de referirse a los inmigrantes pandilleros como "animales" y asegurar que México "no hace nada" para ayudar a Estados Unidos con el flujo irregular en la frontera.

    Trump hizo esos comentarios en una reunión con representantes de localidades de California que se oponen a que ese estado sea un "santuario" para los inmigrantes indocumentados.

    "Es algo horrible que tengamos que separar a las familias", aseguró Trump, quien dijo que su secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, está pasando por un momento "muy duro" por eso.

    "Pero los demócratas nos dieron esa ley. Nos dieron esa ley y no quieren hacer nada al respecto, la dejan así porque no quieren hacer cambios. Y ahora se están rompiendo familias debido a los demócratas. Es terrible", indicó.

    Trump no aclaró a qué ley se refería, pero su Gobierno anunció la semana pasada que enjuiciaría a todos los inmigrantes que cruzaran ilegalmente la frontera, incluidas las unidades familiares.

    Nielsen reconoció el martes ante el Senado que la separación de familias es una consecuencia de esa política, pero aseguró que no es su propósito.

    Cuando el Gobierno inicia procesos judiciales contra los adultos que han cruzado ilegalmente la frontera sur, sus hijos pasan a custodia del Departamento de Salud, que busca a un pariente en Estados Unidos o los traslada con una familia de acogida.

    Según publicó en abril el diario The New York Times, que revisó datos oficiales del Gobierno, más de 700 menores han sido separados de sus padres en la frontera entre México y Estados Unidos desde octubre, incluyendo un grupo de niños de menos de cuatro años.

    Trump también acusó a México de no hacer "nada" por Estados Unidos en la frontera, y pronosticó que el Congreso le concederá pronto "la financiación completa" para erigir su prometido muro.

    "México no hace nada por nosotros. No hacen nada por nosotros. México habla, pero no hacen nada por nosotros. Especialmente en la frontera. Ciertamente no nos ayudan mucho en el comercio, pero especialmente en la frontera no hacen nada por nosotros", aseguró.

    "Tenemos a gente que llega al país que ustedes no creerían lo malos que son. Estas no son personas, son animales, pero los estamos sacando del país a un ritmo nunca visto", subrayó Trump.

    El presidente se refería aparentemente con su comentario de "animales" a los miembros de grupos criminales como MS-13 (Mara Salvatrucha), porque hizo ese comentario en respuesta a las quejas de la alguacil del condado de Fresno, Margaret Mims, sobre sus supuestas limitaciones a la hora de perseguir a esos pandilleros.

    Trump tachó en la reunión de "vergüenza" las políticas de las alrededor de 200 ciudades, condados y otras jurisdicciones del país llamadas "santuario", que no destinan recursos a perseguir a inmigrantes y se niegan a informar a las autoridades federales del estatus migratorio de las personas detenidas.

    Arremetió en particular contra la ley estatal que el pasado 1 de enero convirtió a California en un "estado santuario" de inmigrantes, lo que limita la colaboración de las autoridades locales con las agencias federales migratorias.

    Esa ley ha "espoleado una rebelión" entre varias localidades que no están de acuerdo con esa legislación y que la han demandado en los tribunales, aseguró el presidente.

    Trump criticó especialmente a la alcaldesa de Oakland (California), Libby Schaaf, que en febrero pasado dio un aviso a la comunidad indocumentada de que las autoridades migratorias iban a iniciar detenciones en la localidad, una operación que llevó al arresto de unos 200 inmigrantes indocumentados.

    "Yo recomendaría que miraras (si se puede acusar de) obstrucción de justicia a la alcaldesa de Oakland, Jeff", dijo Trump dirigiéndose al fiscal general, Jeff Sessions, que estaba presente en la reunión pero no respondió.

    A la cita acudieron el "número dos" de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy; y una representante republicana en la Asamblea de California, Melissa Meléndez; además de los alcaldes de Los Alamitos, Barstow, Lake Elsinore, Laguna Niguel, San Jacinto y Escondido; y representantes de los condados de Fresno, Stanislaus, San Diego, Orange y Lassen.

    Ryan pide a sus colegas republicanos no forzar el voto migratorio en el Congreso de EE.UU.

    Washington, 16 may (EFE).- El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano Paul Ryan, pidió hoy a sus colegas conservadores que no apoyen una medida legislativa para forzar el voto sobre la situación migratoria en el país, informaron varios legisladores presentes en la reunión a puerta cerrada.

    La petición de Ryan a sus colegas de partido se produce después de que un grupo de republicanos moderados se opusieran al bloqueo que ejerce Ryan sobre la situación de los jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores", que llegaron al país siendo niños.

    El congresista republicano por Texas Bill Flores recordó las palabras del presidente de la Cámara Baja, quien al parecer les pidió que "dejen de presionar con la petición de aprobación de la gestión", porque a su juicio "no es un camino hacia el éxito".

    "Simplemente dijo que una petición forzada no es un camino al éxito si realmente se quiere hacer algo en materia de inmigración", dijo Flores a los periodistas.

    Asimismo, Ryan les dijo a sus colegas que se había reunido con el presidente Donald Trump esta semana y que el liderazgo republicano y la Casa Blanca están trabajando en un plan que finalmente podrían aprobar ambas Cámaras del Congreso y obtener la firma del gobernante.

    No obstante, no ofreció detalles al respecto, aseguraron los legisladores.

    "Obviamente no estamos de acuerdo con las solicitudes de aprobación. Creemos que son un gran error: desunen a nuestra mayoría. Queremos avanzar en algo que tenga la posibilidad de convertirse en ley y el presidente lo respalde", aseguró Ryan en su rueda de prensa semanal.

    Los congresistas que apoyan una solución permanente para los "soñadores" aseguran tener "ya" los votos para forzar el debate en la Cámara, junto al apoyo de los demócratas.

    Los legisladores firmaron lo que se conoce como una solicitud de aprobación, una maniobra de procedimiento que puede llevar un texto legislativo al pleno de la Cámara si está firmado por la mayoría de los miembros, independientemente de si se ha aprobado previamente en un comité, como es tradicional.

    Jeff Denham, representante por California y principal impulsor de la medida, explicó la semana pasada que quieren poner a debate cuatro propuestas, incluyendo el proyecto impulsado por el legislador republicano Bob Goodlatte, que cuenta con el apoyo de Trump, y la bipartidista "Ley del Sueño".

    Además, quieren presentar la "US Act", liderada por Denham, y un proyecto de ley que proponga el propio Ryan, presidente de la Cámara Baja.

    La propuesta legislativa que sume más votos será la que se dirigirá posteriormente al Senado para ser sometida a sufragio, paso previo para que pueda llegar a la firma presidencial.

    Unos 690.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños se encuentran en una situación de limbo legal después de que el presidente Donald Trump decidiera terminar con el programa de Acción Diferida, conocido como DACA.

    Trump anunció que DACA debía expirar el 5 de marzo, pero el programa no llegó a concluir porque dos jueces, uno de Nueva York y otro de California, obligaron al Gobierno a mantenerlo vivo, aunque establecieron que solo podrían renovar su permiso aquellos inmigrantes que ya se hubieran beneficiado anteriormente de él.

    Sin embargo, a finales del mes pasado, un juez de Washington D.C. determinó que el Gobierno de Trump debe aceptar nuevas solicitudes de DACA, aunque dio al Gobierno un plazo de 90 días para justificar por qué lo finalizó.

    Concluido ese plazo le obligará a aceptar nuevas peticiones.