ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • PARAGUAY ELECCIONES

    La victoria del conservador Abdo Benítez revalida al Partido Colorado en Paraguay

    22 de abril de 2018

    Asunción, 22 abr (EFE).- El conservador Mario Abdo Benítez, de 46 años, liderará cinco años más de Gobierno del Partido Colorado tras ser elegido hoy presidente electo de Paraguay, un triunfo sobre el que declinó pronunciarse el líder de la oposición, Efraín Alegre, hasta que se conozcan los resultados definitivos.

    La victoria de Abdo Benítez fue considerada "irreversible" por Jaime Bestard, presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), quien la anunció cuando se llevaba escrutado el 96 % de las mesas electorales.

    Después, con el 99,48 % del escrutinio preliminar de las mesas electorales, Abdo Benítez logró el 46,44 % de los votos, frente al 42,74 % de Alegre, líder de la alianza opositora Ganar.

    El escrutinio incluye a su candidato a la Vicepresidencia, el expresidente de la Cámara de Diputados Hugo Velázquez, uno de los hombres fuertes del partido.

    El Partido Colorado logró también el triunfo en la mayoría de los 17 departamentos de Paraguay, cuyas gobernaciones también estaban en disputa, entre ellos el de Central, que representa el 25 % de los votos del país.

    El exsenador se trasladó, tras conocerse el cómputo preliminar, a la sede de la Alianza Nacional Republicana (Partido Colorado), en el centro de Asunción, donde fue aclamado por centenares se seguidores en un ambiente de fiesta.

    En su primer discurso como presidente electo, hasta que en agosto asuma la Presidencia, Abdo Benítez se comprometió a construir un país en unidad y sin divisiones que entorpezcan su proyecto.

    "Tenemos que construir un país con responsabilidad y seriedad, es lo que espera de nosotros el pueblo paraguayo", dijo.

    Añadió que es el momento de "renovar nuestro compromiso que hemos hecho durante nuestra campaña, hoy se acaban las divisiones estériles, se acabó el debate, vamos a ser un pueblo unido".

    Abdo Benítez, que en ese acto estuvo acompañado por su esposa, por el presidente paraguayo, Horacio Cartes, y por legisladores y dirigente del partido, recordó como un "gran colorado" a su padre, quien fue secretario privado durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

    "No puedo dejar de recordar a mi padre, que fue un gran colorado", dijo "Marito", como es popularmente conocido.

    De hecho, antes votar a primera hora de la mañana en su colegio electoral, el candidato visitó la tumba de su padre, del mismo nombre que el hijo, en el cementerio asunceño de La Recoleta.

    Preguntado por ello, Abdo Benítez dijo a los periodistas que "nadie puede dudar de mi compromiso con la democracia. Me he ganado credenciales democráticas".

    Antes de que Abdo Benítez celebrara su victoria en la sede colorada, el candidato liberal Alegre compareció ante los medios en la residencia de un familiar en Lambaré, en el Gran Asunción, para anunciar que no se pronunciará sobre la victoria del conservador hasta que se conozcan los resultados definitivos.

    "Valoramos los resultados del TREP (Transmisión de Resultados Electoral Preliminares) como lo que son, resultados preliminares", dijo Alegre, acompañado de su candidato a la Vicepresidencia, Leonardo Rubin.

    "Vamos a analizar sobre resultados definitivos, no preliminares", subrayó Alegre, que es además presidente del Partido Liberal, el mayor de la oposición.

    En el mismo sentido se expresó Rubin, quien aseguró que ese 3 % de diferencia que dan los resultados preliminares indican "que el país quiere un cambio".

    Ninguno de los dos aclaró cuándo esperan tener esos resultados ni si felicitarán al candidato ganador.

    Rubin es la aportación a la alianza Ganar del Frente Guasu, la concertación de izquierda del expresidente Fernando Lugo (2008-2012), quien busca ser reelegido como senador.

    Alegre hizo hincapié en la importancia de fiscalizar todas las actas electorales puesto que también quedan por definirse la composición del nuevo Congreso (Senadores y Diputados).

    A ese respecto, la autoridad electoral señaló que los resultados preliminares de las dos cámaras legislativas comenzarán a computarse tras finalizar los presidenciales y departamentales, si bien no especificó cuándo se darán a conocer.

    La autoridad electoral estima en algo más del 60 % la participación electoral, del total de 4.241.507 electores que estaban habilitados para votar.

    La polka colorada resonó para la celebrar elección del conservador Abdo Benítez

    Asunción, 23 abr (EFE).- La tradicional polka colorada, el himno que preside los actos masivos del Partido Colorado, sonó hoy con fuerza en el centro de Asunción, donde se ubica la sede de la formación conservadora, tras conocerse la victoria de su candidato, Mario Abdo Benítez, que gobernará los próximos cinco años.

    Las pegadizas notas de esta melodía se entremezclaron con rancheras y rock que distintos grupos tocaban en el escenario improvisado ante la sede, mientras los congregados para festejar el triunfo de Abdo Benítez ondeaban banderas paraguayas y coloradas.

    No obstante, la afluencia de personas para celebrar la victoria colorada, alrededor de un millar, fue inferior a las de otros actos de campaña, en los que resultó difícil acercarse a las instalaciones del edificio y mucho más moverse por su interior.

    El coloradismo es para muchos paraguayos casi una religión, y afiliados y simpatizantes ataviados con el color que da nombre a su partido no dudaron en bracear entre la marea roja para situarse lo más cerca del escenario.

    Ello con la esperanza de no perderse un solo gesto del presidente electo, de su mujer, Silvana López-Moreira, y de los demás políticos que se subieron al escenario la noche electoral.

    Entre ellos estuvieron el todavía presidente, Horacio Cartes, que se mantuvo en una discreta segunda fila entre el resto de personalidades, entre ellas el rival de Abdo Benítez en las internas coloradas de diciembre, el exministro de Hacienda Santiago Peña, una de los más aclamados hoy por los votantes colorados.

    Desde la primera fila también saludaron Luis Alberto Castiglioni, quien apunta a ser el ministro de Relaciones Exteriores del nuevo Gobierno, y el exministro de Educación, Enrique Riera.

    Marito, como se le conoce en la política paraguaya, habló ante los presentes, muchos funcionarios públicos, para agradecerles su voto en un discurso centrado en alusiones y vítores al Partido, a sus nuevos cargos electos y a sus simpatizantes.

    Abdo Benítez también se permitió alguna broma al reconocer que fueron "a votar tempranito", en alusión a la canción que publicó días antes de los comicios en sus redes sociales y en la que pedía "ven tempranito a votar por Marito".

    En su primer discurso como presidente electo, recordó además como un "gran colorado" a su padre, quien fue secretario privado del dictador Alfredo Stroessner (1954-1989).

    "No puedo dejar de recordar a mi padre, que fue un gran colorado", dijo.

    Al contrario que en sus mítines electorales, Abdo Benítez prescindió de la espontaneidad de su campaña y se retiró del escenario en cuanto concluyó sus palabras para poner rumbo a su casa hacia las afueras de Asunción, donde tenía previsto proseguir la fiesta con sus allegados en una carpa instalada en el jardín de su residencia.

    Unos metros más allá del edificio rojo que alberga al partido más conservador del país, unos cuantos coches celebraban la victoria con banderas y cláxones, pero sin olvidar que mañana es lunes, que la victoria sobre la oposición fue ajustada y que todavía queda por conocerse la designación del nuevo Congreso, la otra batalla librada hoy en las elecciones.