ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • OCDE MÉXICO

    La OCDE recomienda a México que levante los obstáculos a la inversión extranjera

    19 de marzo de 2018

    París, 19 mar (EFE).- La OCDE recomienda a México que levante los obstáculos a las inversiones extranjeras porque, al igual que el bajo nivel educativo, es una de las razones de su baja productividad y explica su "amplia y persistente brecha" con otros países desarrollados.

    En su informe anual "Apuesto por el crecimiento" publicado hoy, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) subraya que "para hacer frente a la escasa productividad, resulta esencial impulsar la capacidad de la economía para adoptar y adaptar tecnología y conocimientos extranjeros".

    Por eso sus grandes prioridades para México son "aumentar el nivel educativo, reducir aún más los obstáculos para la inversión extranjera directa y las empresas de reciente creación, así como reforzar las políticas de innovación".

    Sobre la inversión extranjera, los autores del estudio citan "sectores clave" como el transporte o la banca y añaden que también hay que mejorar el entorno empresarial para atraer dinero del exterior a los servicios, lo que pasa por más transparencia en las políticas regulatorias.

    En ese terreno, aconsejan promulgar y aplicar "una segunda ronda de reformas legales en el ámbito civil y mercantil", seguir con la transición de los juicios escritos y los orales para mejorar los resultados en los litigios económicos y completar el establecimiento de sistemas anticorrupción a nivel estatal.

    Igualmente, para promover el empleo formal, se pronuncian por facilitar la competencia con menos reglas para entrar en los servicios y en profesiones reguladas y por menos requisitos para la concesión de licencias en el comercio minorista.

    "Un impulso renovado de las iniciativas de lucha contra la corrupción y la informalidad contribuirá a que el crecimiento sea más incluyente", argumentan, tras recordar que los niveles de desigualdad en México se mantienen "entre los más altos de la OCDE, en particular debido a la elevada prevalencia de la pobreza".

    La organización reconoce que se ha llevado a cabo una evaluación de casi todo el profesorado y se ha invertido en mejorar las infraestructuras de los centros escolares, pero insiste en que hay que incrementar el nivel educativo, concentrando el gasto en la educación preescolar, primaria y secundaria.

    También cree que debe reforzarse la capacitación del profesorado, y establecer programas institucionales basados en méritos.

    La OCDE explica que México ha introducido un nuevo régimen que permite deducir fiscalmente un 30 % del incremento en gastos de I+D (investigación y desarrollo), pero también que hay que hacer más en ese terreno.

    En concreto, promoviendo la financiación en las primeras etapas de las nuevas empresas, con cooperación de la industria con los institutos de investigación o con programas públicos que favorezcan la innovación en las empresas locales y los vínculos con filiales extranjeras.

    OCDE: España debería reducir la fiscalidad para los bajos salarios

    París, 19 mar (EFE).- La OCDE recomienda a España rebajar más la fiscalidad de las personas con bajos salarios y reducir la dualidad entre trabajadores fijos y temporales con "una mayor convergencia" de los costes por despido de unos y otros.

    En su informe anual "Apuesta por el Crecimiento" publicado hoy, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) subraya que la desigualdad en España es superior a la media de sus países miembros, por la caída de los ingresos de los segmentos más pobres durante la crisis y por "varios años consecutivos de moderación salarial".

    En cabeza de sus recomendaciones para hacer frente a esa situación, figura la de hacer el sistema tributario más eficaz y progresivo, lo que pasa por reducir "aún más la presión fiscal sobre los trabajadores con salarios bajos", tanto los que tienen contratos indefinidos como temporales.

    En una línea paralela, se pronuncia por eliminar gradualmente las exenciones al impuesto sobre la renta, al impuesto de sociedades, al IVA y a los impuestos medioambientales.

    Sobre estos últimos, considera que deben incrementarse, entre otros, los que se aplican a los carburantes destinados al transporte por carretera. De forma específica, la fiscalidad del gasóleo debería equipararse a la de la gasolina.

    La OCDE reconoce que ha aumentado la eficacia del sistema tributario con la ampliación de la base imponible del impuesto de sociedades, con el ascenso de las tasas sobre el alcohol y el tabaco y con el nuevo sistema electrónico para declarar el IVA para luchar contra el fraude.

    Otro de los puntos en los que insisten los autores del informe es en que mejorar el acceso a la formación profesional y universitaria en España y ajustarla a las necesidades del mercado laboral recortaría el elevado desempleo juvenil (el segundo más alto de los países miembros) y aumentaría la productividad.

    Para la formación profesional, se trata de continuar su desarrollo y modernización, ampliar los programas de educación dual (con prácticas) y velar por que los empresarios tengan un mayor peso en el diseño de los contenidos.

    Para la universidad, propone incrementar la especialización y no disminuir las becas hasta que haya otras alternativas de financiación como préstamos reembolsables.

    La organización reconoce que se han intensificado las políticas activas de empleo al elevarse el gasto que se le consagra, con la ampliación de programas específicos y una mayor coordinación entre las administraciones, pero estima que hay que seguir trabajando en ese punto.

    La forma de hacerlo es hacer efectiva la reforma del sistema de capacitación para los desempleados, evaluar sistemáticamente los programas de formación, examinar los subsidios salariales o reciclar a los desempleados de larga duración mediante la formación profesional y las "escuelas de segunda oportunidad".

    Otras cuestiones pendientes en España, a juicio de la OCDE, son reducir las barreras de entrada en sectores como el marítimo y el ferroviario, disminuir las obligaciones de pertenecer a un colegio profesional o acelerar la aplicación de la ley de unidad de mercado a todas las actividades económicas.