ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • ONU DROGAS

    La ONU aumenta el control sobre opioides sintéticos para reducir las sobredosis

    14 de marzo de 2018

    Viena, 14 mar (EFE).- La Comisión de Estupefacientes de la ONU decidió hoy someter a un estricto control internacional a seis opioides sintéticos que han causado muertes por sobredosis.

    Los Estados de la Comisión, el órgano multilateral que decide sobre políticas internacionales de drogas, votaron de forma unánime por someter seis opioides sintéticos, análogos al fentanilo, a un mayor control internacional por recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    El consumo de fentanilo, un analgésico que es cien veces más potente que la morfina, ha provocado miles de muertes por sobredosis en todo el mundo, especialmente en EEUU.

    Entre los opioides sometidos a mayor control está, por ejemplo, el carfentanilo, "responsable de cientos de muertes en todo el mundo", destaca el documento de la OMS, que recomendó clasificar esta sustancia en la lista de aquellas sometidas a especial seguimiento por su peligrosidad.

    El carfentanilo, 10.000 veces más potente que la morfina, es empleado como un anestésico para grandes animales y a veces se mezcla con el fentanilo o con otras drogas, con resultados fatales.

    Estas sustancias se incluirían así en el apartado de narcóticos especialmente adictivos, perjudiciales y peligrosos de la Convención Única sobre Drogas de 1961 y su uso estaría controlado y restringido para fines médicos o científicos.

    El fentanilo ya está sometido a restricciones y su uso legal, bajo receta, se limita a aspectos terapéuticos como paliar el dolor del cáncer.

    La OMS recomienda un mayor control de estas sustancias porque constituyen "un riesgo para la salud pública", han causado ya muertes y su consumo abusivo puede incrementarse si no se toman medidas.

    Estos opioides sintéticos producen analgesia, sedación, miosis y problemas respiratorias graves.

    La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU calificó recientemente de "epidemia mortal" la oleada de sobredosis en EEUU, que en 2016 supuso 64.000 muertes.

    Más de un tercio de esos fallecimientos estaban relacionadas con el fentanilo y sus análogos, que por su bajo coste se suele mezclar con otras drogas y que también se facturan de forma ilícita, lo que dificulta su control.

    Jim Walsh, subsecretario interino de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos de Estados Unidos, consideró hoy que la decisión de la ONU "ayudará a salvar vidas" en su país, "donde la cifra de muertos por la epidemia de opiáceos sigue en aumento".

    EEUU aumentó recientemente las penas contra los traficantes de fentanilo y sus análogos al nivel de la heroína.

    Según la DEA, la agencia antidrogas de EEUU, los narcotraficantes añaden el fentanilo a la heroína para incrementar su potencia o la venden directamente, aunque mezclado con otras sustancias para rebajar su pureza, pues aún consumido en diminutas dosis puede ser mortal.