ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • FORO LATINOAMÉRICA

    Temer dice que Brasil está contra "todo proteccionismo" y llamará a Trump

    14 de marzo de 2018

    Sao Paulo, 14 mar (EFE).- El presidente de Brasil, Michel Temer, subrayó hoy en el Foro Económico Mundial para Latinoamérica que está en contra de "todo proteccionismo" y adelantó que "próximamente" llamará a su homólogo estadounidense, Donald Trump, para conversar sobre la decisión de imponer aranceles al acero y al aluminio.

    "Estamos en contra todo y cualquier proteccionismo, estamos a favor de la apertura plena del comercio", señaló el jefe de Estado brasileño durante el plenario de apertura del Foro Económico, que se celebra en Sao Paulo hasta el jueves.

    Temer aseguró que la decisión de Trump de colocar aranceles a las importaciones de acero del 25 % y del 10 % para las de aluminio "preocupa mucho" a Brasil, aunque advirtió que hay que tratar con "mucho cuidado" ese asunto.

    "Tenemos que tratar con mucho cuidado las relaciones con Estados Unidos. Nuestro primer socio comercial es China y luego Estados Unidos", agregó.

    El jefe de Estado apostó por el diálogo con Estados Unidos, aunque precisó que si no se llega a una "solución amigable" de manera "rápida" Brasil apelará a los mecanismos de resolución de controversias que existen en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

    "Si no hay solución amigable muy rápido vamos a formular una representación a la OMC, no unilateral, sino con todos los países perjudicados", resaltó Temer, quien apeló a la "conclusión final" del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur.

    El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, quien también participó en el plenario de apertura del foro, afirmó que envió una carta al secretario de comercio de Estados Unidos para que el país suramericano pueda esclarecer que no perjudican la seguridad nacional estadounidense, uno de los argumentos empleados por Trump para imponer las tasas.

    "La primera apuesta es el diálogo. Brasil es amigo de Estados Unidos", sostuvo Nunes.

    Las relaciones comerciales entre países será uno de los asuntos abordados en la XIII edición latinoamericana del foro, en la que hoy está prevista la participación del director general del OMC, Roberto Azevedo.

    El Foro Económico para Latinoamérica reúne a 750 líderes entre el 13 y 15 de marzo con el fin de buscar una nueva narrativa para la región, que este año enfrenta un intenso ciclo electoral.

    Además de Temer y Nunes, en el plenario de apertura del evento estuvo presente el legendario exfutbolista brasileño Edson Arantes do Nascimento Pelé, quien recibió el premio "Ciudadano Global 2018" de la mano del presidente del Foro Económico mundial, Klaus Schwab.

    También participaron del encuentro el gobernador de Sao Paulo y posible candidato presidencial, Geraldo Alckim, y el alcalde de la ciudad, Joao Doria.

    Temer afirma que Brasil "ha vuelto para quedarse"

    Sao Paulo, 14 mar (EFE).- El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo hoy en el Foro Económico para Latinoamérica, que reúne a 750 líderes en Sao Paulo entre el 13 y 15 de marzo, que Brasil "ha vuelto para quedarse".

    "En Davos dije que Brasil ha vuelto. Ahora digo, Brasil ha vuelto para quedare", aseguró Temer durante el plenario de apertura del foro.

    Temer, cuyo mandato finaliza a finales de 2018, hizo gala de "haber recuperado Brasil", país que este año creció un 1 % tras dos años de dura recesión, y resaltó que el "optimismo" volvió al gigante latinoamericano.

    El jefe de Estado repasó su plan de ajuste fiscal y reconoció que la proximidad de las elecciones presidenciales y legislativas dificultó la aprobación de la reforma del sistema de pensiones y jubilación, su proyecto estrella y que enterró a comienzos de este año sin el apoyo del Congreso.

    "Fuimos con ella hasta donde pudimos, buscando la reformulación del sistema de pensiones y jubilaciones. Es un año electoral y esas reformas que eliminan privilegios de clases más pudientes sufren cierta objeción", dijo.

    En febrero, Temer justificó la decisión de aparcar la medida a la promulgación de un decreto para la intervención federal en Río de Janeiro, una medida que impide la votación de una enmienda constitucional, como es la reforma de las pensiones.

    "La inseguridad caminó muy rápido en ese estado. Tenemos que resolver problema de la seguridad pública en Río, porque eso sirve de ejemplo para otros estados", sostuvo el presidente en el segundo día del evento.

    Temer también comentó la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles al acero y aluminio y reiteró que Brasil podría recurrir ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) junto a otros países afectados, aunque dio prioridad al diálogo.

    "Si no hay solución amigable muy rápido vamos a formular una representación a la OMC, no unilateral, sino con todos los países perjudicados", resaltó Temer, quien apeló a la "conclusión final" del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur.

    Brasil apoya Industria 4.0 con más 2.000 millones de dólares en créditos

    Sao Paulo, 14 mar (EFE).- El Gobierno brasileño presentó hoy ante la edición latinoamericana del Foro Económico Mundial sus planes para implantar la Industria 4.0, que incluyen créditos públicos por 7.000 millones de reales (2.160 millones de dólares) hasta 2020.

    "Es una gran preocupación del Gobierno" y el momento es propicio, sobre todo "ahora que la economía brasileña retomó el crecimiento" después de la aguda recesión en que se sumergió entre 2015 y 2016, indicó el ministro de Industria y Comercio Exterior, Marcos Jorge de Lima, en una de las mesas del foro que se celebra en Sao Paulo.

    De Lima señaló que las líneas de financiación previstas, que son ofrecidas fundamentalmente a pequeñas y medianas empresas, solo son uno de los pilares de las políticas públicas para la modernización de la industria, que se complementan con otras medidas, entre las que citó la exención de tarifas para la importación de robots.

    La recuperación de la economía como base para darle más dinamismo al proceso de implantación de la Industria 4.0 también fue citada por el presidente de la Agencia Brasileña de Desarrollo Industrial, Luiz Augusto Ferreira, quien consideró que así se da más seguridad a las inversiones.

    Según Ferreira, Brasil debe pensar en llegar a ser "un país 4.0", aunque admitió que el proceso será lento, tanto por las dimensiones de su territorio como por la obsolescencia de parte de industria.

    "Tenemos que tener una discusión sobre una reindustrialización nueva" y también sobre una "adecuación" de las empresas brasileñas a una "realidad diferente", que influye directamente en los niveles de competitividad del país, señaló.

    Apuntó además que, para acortar el camino hacia la Industria 4.0, Brasil debe tener una mayor "eficiencia energética" e invertir en la educación y la formación de sus ciudadanos para ese "nuevo mundo".

    También destacó los planes del Gobierno para implantar en el país el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que puede convertirse en otro factor de promoción de las inversiones privadas, tanto nacionales como extranjeras.

    Según Ferreira, la velocidad de los cambios tecnológicos ya está llevando a un proceso de revisión de todas las políticas públicas dirigidas a la industria.

    Citó como ejemplo que en el sector automotriz, uno de los más desarrollados del país, "las políticas eran diseñadas para diez años y ahora se diseñan para cinco años, pues los cambios tecnológicos imponen revisiones en plazos cada vez más cortos".

    Durante el foro, el presidente Michel Temer se mostró optimista sobre la recuperación emprendida por Brasil y aseguró que el país "se quedará" en esa senda.

    También el presidente de Bradesco, Luiz Carlos Trabuco Cappi, consideró que hay que poner a Brasil en el "tablero de las naciones".

    Hay que "mirar al Brasil del futuro" y para ello hay que "hacer un proyecto de nación", aseguró el directivo, que apostó por ejecutar reformas pendientes, como la del sistema de pensiones, para evitar que el déficit devore la solvencia del país.

    El XIII Foro Económico para Latinoamérica, que será clausurado el próximo jueves, reúne en Sao Paulo a más de 750 líderes de más de 40 países para debatir sobre los desafíos y las oportunidades de la región.