ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • HONDURAS CRISIS

    El excandidato hondureño Nasralla analiza si la ONU puede conducir a un diálogo

    13 de marzo de 2018

    Tegucigalpa, 13 mar (EFE).- El excandidato opositor hondureño Salvador Nasralla, quien denunció un fraude en su contra en los comicios de noviembre de 2017, aseguró hoy que está analizando si la ONU es la ruta correcta que permita iniciar un diálogo para resolver la crisis postelectoral que vive su país.

    "Estamos viendo si las Naciones Unidas son el escenario que permite conducir a un diálogo que resuelva la crisis en Honduras", de lo contrario "no habrá diálogo", subrayó Nasralla, quien fue candidato presidencial de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura en las elecciones generales del 26 de noviembre pasado.

    Agregó que él no se ha comprometido, "ni se firmó absolutamente nada" en las reuniones iniciadas este lunes por una mesa técnica con representantes de partidos políticos y el Gobierno, bajo la orientación del coordinador permanente de la ONU en Honduras (ONU), Igor Garafulic, las cuales dijo son "un prediálogo".

    En declaraciones a Radio América de Tegucigalpa, Nasralla indicó que representantes de la Alianza de Oposición contra la Dictadura asistirán a la segunda reunión, que ha sido fijada para el miércoles, para "ver cómo está el terreno de juego y si acaso ese terreno de juego permite que haya soluciones a la crisis".

    Destacó que la fase previa permitirá "ver si existen condiciones" en Honduras para iniciar un diálogo que permita resolver la crisis postelectoral en el país, pero reafirmó que el tema principal del diálogo debe ser "el fraude electoral".

    "Nuestra percepción es que cuando nos reunimos con la OEA y la UE nos sentimos engañados y no queremos que Naciones Unidas se convierta en otro engañador, porque al que engañan no es a Salvador Nasralla, sino al pueblo hondureño", añadió.

    El excandidato presidencial, que no reconoce los resultados de las elecciones de noviembre en las que el presidente hondureño Juan Orlando Hernández fue reelegido, asegura que él ganó los comicios y que en el Tribunal Supremo Electoral se fraguó un fraude en su contra para favorecer al gobernante.

    Dijo, además, que la institucionalidad de Honduras está "totalmente violentada" y pidió la aprobación de "cambios estructurales" como la conformación de un nuevo Tribunal Supremo Electoral y una nueva tarjeta de identidad.

    Nasralla pidió también una investigación para identificar a los presuntos responsables de al menos 23 muertes registradas durante las protestas surgidas tras las elecciones.

    Asimismo, demandó la liberación de "los presos políticos que no tienen antecedentes y fueron encarcelados por participar en manifestaciones" contra "el fraude".

    Un informe publicado este lunes por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (Acnudh) indica que en las protestas murieron "por lo menos 22 civiles y un agente de la Policía".

    En el informe se dice que los cuerpos de seguridad de Honduras "utilizaron una fuerza excesiva, incluso letal" para dispersar las protestas contra el supuesto fraude que denuncia la oposición hondureña.

    Además, en el informe del ente de la ONU se explica que hubo violaciones de derechos humanos entre el día de la votación, el 26 de noviembre de 2017, y la toma de posesión de Hernández, el 27 de enero pasado.

    La ministra hondureña de Derechos Humanos, Karla Cuevas, dijo en vísperas a periodistas que la Fiscalía de su país decidirá si se presentan cargos contra los responsables de esas muertes.

    La crisis postelectoral dejó además millonarias pérdidas a empresarios por los saqueos e incendios durante las protestas, en algunas de ellas con vandalismo, convocadas por la Alianza de Oposición.

    Zelaya dice que si el diálogo en Honduras no es vinculante es "perder el tiempo"

    Tegucigalpa, 13 mar (EFE).- El expresidente hondureño Manuel Zelaya, coordinador del partido opositor Libertad y Refundación (Libre), dijo hoy que si el diálogo en el país para resolver la crisis tras el supuesto fraude en las elecciones de 2017 no es vinculante, se está "perdiendo el tiempo".

    Si el Estado no hace "una ley y la manda al Congreso Nacional para decir que el diálogo va a ser vinculante, entonces estamos perdiendo el tiempo", dijo Zelaya a periodistas al regresar de un viaje que lo llevó a Venezuela y México.

    Zelaya, quien además es coordinador de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, señaló que Libre no asistirá al diálogo que se busca en el país con la coordinación de la Oficina de la ONU en Tegucigalpa y del que el lunes se instaló la primera reunión de una mesa técnica.

    A la reunión del lunes asistieron representantes del Gobierno, que preside Juan Orlando Hernández, y de los partidos Nacional, en el poder; Liberal, Innovación y Unidad-Socialdemócrata, y de Salvador Nasralla, excandidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura.

    Libre, que es parte de la Alianza de Oposición, no envió representantes a la mesa del prediálogo, moderado por el coordinador permanente de la Oficina de la ONU en Tegucigalpa, Igor Garafulic.

    Según dijo Garafulic después de la reunión del lunes, "sí existe voluntad para iniciar el diálogo" para superar la crisis surgida luego de las elecciones generales del 26 de noviembre pasado.

    "Hoy lo que ha habido son conversaciones previas para explorar si es que existía voluntad política para tener un diálogo y la buena noticia es que sí existe esa voluntad", enfatizó el diplomático.

    Zelaya, quien fue derrocado en junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales que la ley le impedía, reiteró que no cree en la ONU, la Unión Europea (UE) y la OEA (Organización de Estados Americanos), porque le han mentido a Salvador Nasralla, quien asegura que el ganador de las elecciones del año pasado fue él.

    Nasralla, quien en principio creyó que con el apoyo interno y de la comunidad internacional podría lograr que se celebraran nuevas elecciones para demostrar que él las ganó, acusa al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de haber fraguado un fraude para que Juan Orlando Hernández continuara en el poder.

    Zelaya recalcó que él no dialogará con Hernández, ni con los "empleados" que ha enviado al prediálogo iniciado el lunes, porque "no cumplen" los acuerdos que firman.

    Libre y la Alianza de Oposición, según Zelaya, solo creen en el pueblo que votó para que Nasralla fuera presidente de Honduras, lo que en su opinión no ocurrió porque Hernández se posicionó del poder por las armas y el apoyo de Estados Unidos.

    Nasralla dijo hoy que está analizando si la ONU es la ruta correcta que permita iniciar un diálogo para resolver la crisis postelectoral que vive su país.

    "Estamos viendo si las Naciones Unidas son el escenario que permite conducir a un diálogo que resuelva la crisis en Honduras", de lo contrario "no habrá diálogo", subrayó Nasralla.

    Agregó que él no se ha comprometido, "ni se firmó absolutamente nada" en la mesa técnica instalada el lunes.

    La próxima reunión de la mesa técnica está prevista para este miércoles, anunció el lunes el representante de las Naciones Unidas.