ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • PANAMÁ PROTESTAS

    Al menos 5 heridos y 35 detenidos deja una protesta en la ciudad panameña de Colón

    13 de marzo de 2018

    Panamá, 13 mar (EFE).- La ciudad de Colón, la segunda más importante de Panamá, fue epicentro hoy de una jornada de protesta cívica manchada por actos vandálicos atribuidos a terceros y que dejaron al menos 4 policías y 1 civil heridos y 35 detenidos, según informes preliminares de las autoridades.

    La manifestación convocada por el Frente Amplio por Colón (FAC) transcurrió con relativa tranquilidad en la mañana, aunque estuvo precedida por actos vandálicos en la madrugada que se repitieron en la tarde, de los que se desmarcó esa plataforma donde convergen varias organizaciones civiles de la ciudad caribeña.

    El incendio esta madrugada de la emblemática "Casa Wilcox" del casco viejo de Colón, la quema de neumáticos y desechos en la vía pública y algunos saqueos registrados sobre todo en la tarde llevaron a la alcaldesa de Colón, Jenith Campos, a decretar un toque de queda para los menores de edad a partir de las 18.00 hora local (23.00 GMT) de este martes.

    La Policía Nacional informó que aprehendió a 35 personas "por su vinculación con saqueos a comercios, atentar contra la vida de unidades de la Policía Nacional, daños a la propiedad, vandalismo y alteración del orden público". Informó también que 4 de sus agentes resultaron heridos y además un civil, que no ha sido identificado.

    El propio director de la Policía, el comisionado Omar Pinzón, fue empujado y golpeado por un hombre que fue rápidamente reducido por las fuerzas de seguridad.

    Edgardo Voitier, coordinador del Frente Amplio por Colón, se desmarcó de la agresión y dijo que la manifestación "pacífica" que ellos lideraron ya había terminado cuando tuvo lugar el incidente.

    Voitier afirmó que la jornada cívica fue un "éxito" y convocó a los manifestantes este miércoles a la misma hora para seguir con las manifestaciones.

    "Mente fría en este momento, cero vandalismo (...) mañana nos vemos aquí nuevamente a las 5.30 hora local (10.30 GMT) para las próximas acciones, el paro continúa por 24 horas más", afirmó.

    El Frente Amplio quiere seguir expresándose para exigir soluciones "profundas" a problemas graves como deficiencias en la atención de salud, infraestructura, servicios públicos, y contra la manera como se desarrolla la renovación urbana que está impulsando el Gobierno panameño en Colón y que, en su opinión, esconde un proceso de gentrificación.

    El plan del Gobierno, añadió Voitier, es "privatizar y elitizar la ciudad de Colón", tal y como ha ocurrido en el casco antiguo de la capital panameña, donde ya solo pueden vivir "ricos y extranjeros".

    Colón, a 80 kilómetros al norte de la capital, es una de las más pobres y conflictivas del país, a pesar de que alberga la zona franca más grande del continente y que tiene importantes puertos, además de la entrada Atlántica del canal interoceánico y en construcción una enorme planta de gas natural.

    La renovación de Colón fue adjudicada en junio de 2015 al consorcio Nuevo Colón, formado por la brasileña Odebrecht y la panameña Constructora Urbana (CUSA), por 537 millones de dólares, aunque se espera que el costo final sea mayor.

    El secretario de Metas del Gobierno, Jorge González, dijo a la televisión local que "se está invirtiendo más de mil millones de dólares" en obras en Colón, y negó que "se esté sacando a la gente de la ciudad" para hacer espacio a los más pudientes.

    La protesta del Frente Amplio fue apoyada por cerca de un centenar de estudiantes de la Universidad de Panamá (UP, pública), que en solidaridad bloquearon cerca del mediodía una importante vía en la capital panameña, causando el consecuente atasco.

    El sindicato de trabajadores de FEMSA Panamá, embotelladora de Coca Cola y otras bebidas, también paralizó y bloqueó durante una hora vías del país en solidaridad con el movimiento cívico de Colón.

    El secretario general de FEMSA, Alejandro Jones, aseguró a Efe que se paralizó de 06.00 a 07.00 hora local (11.00 a 12.00 GMT) "todas las vías principales del país, a nivel nacional, en solidaridad con los compañeros de Colón", y que evaluaban "nuevas acciones conforme se desarrolle la situación" en la ciudad caribeña.

    La prensa local informó este martes que la situación de Colón sería tratada en el gabinete de Gobierno previsto en la noche. El diario La Estrella publicó que el presidente Juan Carlos Varela ha dicho que quiere "un diálogo" para resolver la situación e hizo un llamado para que "se trabaje en equipo para hacer un buen Colón".

    El Gobierno panameño atribuye a "intereses políticos" los actos vandálicos en Colón

    Panamá, 13 mar (EFE).- El Gobierno panameño atribuyó hoy a "intereses políticos" contrarios a su gestión los brotes de vandalismo de hoy en la ciudad de Colón que malograron una protesta cívica por mejoras sociales y de infraestructuras, con saldo de al menos 5 heridos y 35 detenidos.

    El ministro panameño de la Presidencia, Álvaro Alemán, leyó un pronunciamiento en el que el Gobierno condena estos actos de vandalismo "protagonizados por grupos de delincuentes, apoyados por personas con intereses políticos y otros del crimen organizado adversos a nuestra administración".

    Destacó que el Gobierno "actuará de forma enérgica" contra todos aquellos actos y personas que pongan en riesgo la convivencia de los colonenses".

    También reconoció el manejo profesional de la Policía Nacional "que permitió controlar la situación sin hechos que lamentar, a pesar de los actos de provocación y confrontación que tuvieron que enfrentar".

    Alemán no precisó a qué personas o grupos con intereses políticos se refería, pero indicó que son "personas o grupos que adversan a la administración del presidente de la República, Juan Carlos Varela.

    "Podríamos decir que parte de ese apoyo proviene digamos de personas vinculadas con movimientos políticos", añadió.

    El Frente Amplio por Colón (FAC), plataforma donde convergen varias organizaciones civiles, inició hoy una protesta en Colón contra la manera de desarrollar la renovación urbana que está impulsando el Gobierno panameño y que, en su opinión, esconde un proceso de gentrificación.

    La renovación de Colón fue adjudicada en junio de 2015 al consorcio Nuevo Colón, formado por la brasileña Odebrecht y la panameña Constructora Urbana (CUSA), por 537 millones de dólares, aunque se espera que el coste final sea mayor.

    El Gobierno señaló en su pronunciamiento que comprende la "inconformidad" que de los que se sienten afectados por los trabajos de Renovación en las 16 calles de Colón, y se mostró dispuesto al diálogo y a ofrecer mecanismos para mitigar estas afectaciones.

    El ministro de la Presidencia recordó en ese sentido que Varela anunció recientemente que en abril próximo se realizará un Consejo de Gabinete en Colón para evaluar los avances del Proyecto de Renovación Urbana, que alcanzan el 68 por ciento.

    Explicó que para elaborar la agenda de este Consejo de Gabinete se ha designado una Comisión de Alto Nivel integrada por los Ministros de la Presidencia, Gobierno, Vivienda y Ordenamiento Territorial, Obras Públicas, Salud y el Secretario de Metas.

    El Gobierno sostuvo que mantendrá los dispositivos de seguridad para garantizar el regreso a clases y retomar la actividad económica normal de la Provincia de Colón, aunque el FAC anunció que mañana continuará con su protesta cívica.

    Las autoridades de Colón decretaron hoy un toque de queda para menores de edad por seguridad tras la paralización originada por un movimiento de protesta cívico con brotes de vandalismo en el que resultaron heridas cinco personas, cuatro de ellas de la Policía, y otras 35 fueron detenidas.