ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • ECUADOR MÚSICA

    La orquesta femenina La Pietá se presenta por primera vez en Ecuador

    23 de febrero de 2018

    Quito, 23 feb (EFE).- La violinista canadiense Angèle Dubeau se presenta por primera vez en Ecuador con la orquesta La Pietá, integrada exclusivamente por mujeres, para mostrar la "energía y pasión" que han cautivado tanto al público como a la crítica.

    El escenario del monumental Teatro Nacional Sucre, uno de los más antiguos de ópera de Suramérica, es la plataforma desde la que la agrupación que integran nueve reconocidas músicas ofrecerá hoy un variado repertorio de cerca de dos horas, con piezas de Saint-Saëns, Vivaldi, Philip Glass y Ludovico Einaudi, entre otros autores.

    Su directora, de 55 años e impulsora del proyecto, es una de las más destacadas virtuosas del violín de su generación, y tiene una trayectoria de casi cuatro décadas de interpretación y más de 600.000 copias vendidas en todo el mundo y varios discos de oro.

    "La música es parte de mi vida cada día", expresó Dubeau en una entrevista con Efe en la que desgranó su relación con este arte, que inició desde que tenía apenas cuatro años siguiendo los pasos de sus hermanos (fue la séptima de ocho).

    Con la creación del ensamble femenino, Dubeau ha cobrado relevancia internacional también como defensora de los derechos de la mujer, por lo que el Gobierno de Canadá patrocina algunas de sus giras.

    Sobre cómo surgió la idea de conformar una orquesta solo de mujeres, reconoce que "gran parte de las buenas ideas surgen así, sin pensarlo demasiado", y que grabando uno de sus discos emblemáticos sobre Vivaldi se le ocurrió crear una agrupación musical como en la época del maestro barroco italiano, en la que el solista también dirigiera.

    "Conocía orquestas estupendas pero todas tenían director y yo quería dirigir. Así que comencé a escribir nombres de músicos que me gustaría incluir y los primeros que me vinieron fueron todos de mujeres y me dije, ¿Por qué no ir a por todas mujeres?, y de ahí surgió La Pietá, rememora.

    Desde entonces, han transcurrido dos décadas y sigue interpretando con ese grupo de amigas, que prácticamente leen su pensamiento y con quienes logra transmitir tanta intensidad en sus interpretaciones porque se conocen a la perfección y mantienen "una relación de amor familiar", para hacer "verdadera música de cámara".

    "Creo que podemos tener una sensibilidad distinta a los hombres (en la manera de interpretar), pero lo que hace a La Pietá algo tan especial, es nuestra energía y pasión", sentencia.

    El jueves, la banda abrió su recital en Quito en un acto patrocinado por la embajada de Canadá y al que asistió un reducido grupo de personalidades invitadas entre las que se encontraba Rocío González, esposa del presidente Lenín Moreno, y la representante de ONU Mujeres en Ecuador y exministra española de igualdad, Bibiana Aído.

    "Agradezco a todos quienes día a día ponen un granito de arena para crear espacios más equitativos que reconozcan con justicia el valor de todas las mujeres del mundo", señaló González al abrir la gala.

    Minutos después, los compases de la "Danza Macabra", de Camile Saint-Saëns, ejecutados con maestría y una paleta tonal muy cercana al oyente arrancaban el recital.

    Hoy se repetirá para el gran público e intercalará composiciones clásicas, música del séptimo arte como de la película "La Misión" y partituras contemporáneas mimimalistas o de inspiración folclórica japonesa, rumana o judía.

    Dubeau asegura elegir cada repertorio "con el corazón. Si tengo algo especial que decir con una pieza, entonces lo quiero compartir con el público".

    Y para el programa en Ecuador aspira a "aportar valor al tiempo y el espacio con diferentes compositores, estilos, emoción y diferentes iras".

    Con más de 15 millones de descargas de su disco "Ludovico Einaudi-Portrait", su siguiente parada será México, donde tiene previsto presentarse en varias ciudades, para luego regresar a Canadá a preparar su próximo disco antes de realizar una amplia gira por Europa.

    Acerca del Teatro Sucre, cree que "su acústica es muy generosa" y anima al público ecuatoriano a acudir al concierto sin prejuicios, "porque la música es para todo el mundo. No tienes que tocar un instrumento para poder escuchar música, con dos oídos basta".