ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU GOBIERNO

    Pence: La Casa Blanca pudo manejar mejor el caso del alto cargo acusado de maltratos

    14 de febrero de 2018

    Washington, 14 feb (EFE).- El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, afirmó hoy que la Casa Blanca podía haber abordado "mejor" el escándalo de Rob Porter, un alto funcionario acusado de maltratar a sus exmujeres que dimitió la semana pasada.

    En una entrevista con la web Axios, Pence subrayó que el Gobierno del presidente Donald Trump "no tiene tolerancia con la violencia doméstica", pero matizó que "la Casa Blanca podía haber manejado esto (el caso de Porter) mejor".

    La situación de Porter, que ocupaba el puesto de secretario de personal de la Casa Blanca, se volvió insostenible la semana pasada, cuando se supo que sus dos exesposas le habían acusado de haberlas maltratado física y psicológicamente hace años.

    La Casa Blanca ha defendido que no conocía estas acusaciones al contratar a Porter, y que el alto funcionario pudo trabajar gracias a contar con un permiso temporal de acceso a información confidencial.

    La propia residencia presidencial ha admitido que se podía haber tratado mejor el caso, aunque Trump no ha afirmado en público que coincida con esa opinión.

    En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, el presidente pidió el pasado viernes a los periodistas que recordaran que Porter "dice que es inocente", y aseguró que estaba viviendo un "momento muy duro".

    El caso de Porter se tornó en un escándalo porque supuestamente el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y otros altos funcionarios conocían desde hacía meses las acusaciones contra Porter, y aún así le defendieron e incluso promovieron su ascenso.

    El escándalo ha erosionado la impecable reputación del jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, quien ha recibido críticas.

    Sin embargo, Pence expresó hoy su apoyo a Kelly, de quien resaltó que "ha hecho un extraordinario trabajo como jefe de gabinete para el presidente de Estados Unidos".

    "Estoy deseando trabajar con él durante muchos, muchos meses venideros", agregó el vicepresidente.

    Dimite tercer funcionario de la Casa Blanca al no recibir un permiso de seguridad

    Washington, 14 feb (EFE).- Un funcionario del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca dimitió tras denegársele una autorización de seguridad permanente por haber consumido marihuana, con lo que se convirtió en el tercer cargo que renuncia en una semana, informó hoy el diario Politico.

    George David Banks, que trabajó desde febrero de 2017 como asesor del presidente de EE.UU., Donald Trump, para política medioambiental y de energía internacional, explicó a la citada publicación los motivos de su dimisión.

    Según él, la Casa Blanca le informó el martes que se le denegó su solicitud de autorización por haber consumido marihuana en el pasado.

    De acuerdo al diario especializado en política, Banks, al igual que otras tres docenas de funcionarios de la residencia presidencial, ha trabajado con un permiso de seguridad temporal mientras el Gobierno evaluaba su caso.

    Banks es el tercer funcionario de la Casa Blanca que deja la Administración durante la última semana.

    El pasado miércoles el secretario de personal de la Casa Blanca, Rob Porter, renunció tras ser acusado de maltratar a sus dos exesposas física y verbalmente.

    El viernes, David Sorensen, un redactor de discursos de la Casa Blanca, dimitió después de que su exmujer le acusara de haberla maltratado física y emocionalmente durante su matrimonio.

    Tanto Rob Porter como David Sorensen han negado las acusaciones de maltrato.

    El caso de Porter se tornó en un escándalo porque supuestamente el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y otros altos funcionarios conocían desde hacía meses las acusaciones en su contra, y aún así le defendieron e incluso promovieron su ascenso.

    La situación de Porter ha dado paso a otro escándalo, al descubrirse que otros altos funcionarios acceden regularmente a información confidencial sin haber recibido un permiso permanente de seguridad a ese efecto.

    Entre esos funcionarios está, según medios locales, Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente Trump, cuya labor en temas de política exterior requiere que acceda a información clasificada de los servicios de inteligencia estadounidenses.