ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • FÚTBOL LIGA EUROPA

    La nueva oportunidad del Atlético comienza en Copenhague

    14 de febrero de 2018

    Copenhague/Madrid, 14 feb (EFE).- El Atlético de Madrid, eliminado de la Liga de Campeones en la fase de grupos, comienza este jueves contra el Copenhague danés una nueva oportunidad de ganar un título en la Liga Europa, competición en la que es favorito y fue vencedor en 2010 y 2012.

    El Atlético se vio fuera de la Liga de Campeones después de una mala fase de grupos en la que solo logró una victoria, cuatro empates (dos de ellos contra el Qarabag de Azerbaiyán) y una derrota; que le dejan aparte de los octavos de 'Champions' por primera vez en la etapa del argentino Diego Pablo Simeone.

    La Liga Europa, que a principios de temporada, o incluso en el mes de diciembre, se veía como un fracaso, ahora se concibe como una oportunidad de ganar un título que al Atlético le ha dado impulso como club y que conocen bien, ya que fueron campeones de esta competición en 2010 y en 2012, con Simeone en el banquillo.

    "Nosotros que hemos jugado finales y semifinales muchos años seguidos de la 'Champions', obviamente no queremos jugar la Europa League, queremos jugar la Champions, pero para nada la menospreciamos, es una competición que me gusta mucho", aseguró esta semana el lateral brasileño Filipe Luis al canal 'Bein Sports'.

    Oportunidad aún mayor cuando el equipo se quedó fuera de la Copa del Rey en cuartos de final contra el Sevilla, y en consonancia con su avance en LaLiga Santander, donde es segundo y ha visto su distancia con el líder, el Barcelona, disminuida en cuatro puntos, hasta los siete actuales.

    Todos esos ingredientes permiten al Atlético mirar de otra manera esta Liga Europa, a la que aterrizan con tres victorias consecutivas sin encajar gol (3-0 a Las Palmas, 1-0 al Valencia y 0-1 al Málaga) y con una alineación con cinco novedades respecto al duelo de La Rosaleda.

    El Atlético viaja sin el delantero Diego Costa, con molestias musculares en la pierna izquierda, por lo que el delantero francés Kevin Gameiro será de la partida en su lugar junto al galo Antoine Griezmann en punta.

    Sí contará con el uruguayo Diego Godín, que volverá al centro de la defensa apenas once días después de que el meta brasileño del Valencia Neto le rompiera tres dientes del maxilar superior en un golpe del partido, al haber recibido hoy el alta médica.

    Además, Juanfran Torres y el francés Lucas Hernández ocuparán los laterales en lugar del croata Sime Vrsaljko y el brasileño Filipe Luis; el ghanés Thomas Partey formará en el mediocampo en el lugar de Gabi Fernández y el argentino Ángel Correa iniciará el partido en el lugar de Víctor Machín 'Vitolo'.

    Lleno de dudas en su juego, eliminado de la Copa y descartado en liga -título que ha ganado en diez de sus quince últimas ediciones- llega el Copenhague, que hace menos de dos semanas que volvió a competir tras el habitual parón invernal de dos meses en Dinamarca.

    La goleada del sábado en casa contra el Randers, colista de la liga, apenas ha supuesto un ligero empujón moral que le ha permitido ascender al cuarto puesto, a 18 puntos del líder, pero no ha despejado las incógnitas sobre el equipo.

    A diferencia de lo que suele ser normal en los equipos de Ståle Solbakken, este Copenhague se desangra por atrás: ha encajado 26 goles en 20 partidos de liga, seis más que en toda la temporada pasada, y ha tenido que reconvertir al lateral Boilesen en central por la larga lesión de Johansson y la falta de confianza en Vavro.

    El campeón danés ha acusado la salida de jugadores clave como el central Zanka y el mediocentro Delaney y no ha encontrado la regularidad que el año pasado le llevó a firmar una de sus mejores campañas, con su segundo doblete consecutivo, un buen papel en Liga de Campeones y los octavos de Liga Europa por primera vez.

    Para compensar el deficiente rendimiento de los fichajes y la inesperada venta del extremo Verbic se ha traído en invierno a un prometedor centrocampista de la liga danesa, Robert Skov, y al atacante Viktor Fischer, ex del Ajax y que busca relanzar su carrera tras no explotar ni en Inglaterra ni Alemania.

    En Fischer, que marcó en su debut liguero, y el regreso del delantero paraguayo Federico Santander, confía el equipo danés, que pierde por sanción al mediocentro portugués nacionalizado griego Zeca y que nunca ha ganado a un conjunto español en competición europea, con cuatro empates y seis derrotas en diez partidos.

    El Copenhague se agarra también a la estadística: solo ha perdido uno de sus últimos catorce partidos europeos en Parken -que ha agotado las entradas para mañana-, estadio donde por ejemplo en trece encuentros en Liga de Campeones solo han ganado el Chelsea y el Real Madrid.

    - Alineaciones probables

    Copenhague: Olsen; Ankersen, Lüftner, Boilesen, Bengtsson; Skov, Kvist, Gregus, Falk; Fischer, Santander.

    Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas; Correa, Thomas, Saúl, Koke; Griezmann, Gameiro.

    Árbitro: Aleksei Kulbakov (Bielorrusia).

    Estadio: Parken (Copenhague).

    Horario: 21.05 hora local (20.05 GMT).

    Saúl: "La Liga Europa antes era secundaria y ahora es primordial"

    Madrid, 14 feb (EFE).- El centrocampista del Atlético de Madrid Saúl Ñíguez reconoció, un día antes de debutar en la Liga Europa contra el Copenhague danés, que esta competición, a la que llegan por haber quedado eliminados en la Liga de Campeones como terceros de su grupo, era "secundaria" y ahora es "primordial".

    "La afición no nos sorprende, nunca nos falla aunque no sea nuestro mejor momento, porque la Liga Europa es un objetivo que era secundario y ahora se ha hecho primordial", explicó Saúl en una entrevista en vídeo ofrecida por el club, realizada en el avión que ha llevado al club rojiblanco de Madrid a la capital de Dinamarca.

    El centrocampista ilicitano aseguró que la Liga Europa es "un nuevo reto" para ellos y recordó que esta competición dio muchas alegrías al club, que la ganó en 2010 y 2012, en este último año con Saúl compatibilizando el filial de Segunda 'B' con el primer equipo, con el que disputó unos minutos de la ida de octavos contra el Besitkas turco.

    "Es una competición que antiguamente nos dio mucho y nosotros la valoramos como tal. Vamos a pensar en esta eliminatoria y no en ponernos un objetivo a largo plazo, solo en este partido, no pensar en la vuelta", señaló Saúl.

    Respecto a su rival en los dieciseisavos de final de esta competición, el Copenhague danés, Saúl pronosticó "un partido bonito" en el encuentro de ida de mañana, y calificó al contrario como un equipo "mu difícil".

    "Es un equipo que se junta muy bien y luego sale bien a las contras, sus jugadores son muy altos y van a jugar mucho juego aéreo. Tenemos que aprender a jugar en esas circunstancias", analizó.

    Saúl destacó el apoyo de la afición rojiblanca y dijo que en esta competición van a "intentar darlo todo por ellos".