ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • SIRIA CONFLICTO

    El Kremlin admite que en Siria pueden combatir rusos que no son militares

    14 de febrero de 2018

    Moscú, 14 feb (EFE).- El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, admitió hoy que en Siria puede haber rusos que no son miembros de la Fuerzas Armadas de Rusia, al comentar las informaciones sobre la muerte de nacionales del país en un ataque de la coalición liderada por EEUU contra fuerzas progubernamentales sirias.

    "En el Kremlin no tenemos información detallada que permita sacar conclusiones. No se puede descartar que en el territorio de Siria puedan encontrarse ciudadanos de la Federación de Rusia. Ellos no tienen relación con las Fuerzas Armadas de Rusia", dijo Peskov a un grupo de periodistas.

    Recalcó que, "independientemente de ello, siguen siendo ciudadanos rusos".

    Este lunes medios rusos informaron de que al menos cinco rusos que no pertenecían al contingente militar que Rusia mantiene en Siria habían muerto en un ataque en la provincia de Deir al Zur, en el noreste de Siria.

    El periódico "Kommersant" elevó hoy el número de rusos muertos en esa acción, que se habría cobrado al menos 45 bajas mortales entre los efectivos de las fuerzas que respaldan al presidente sirio, Bachar al Asad.

    Según Conflict Intelligence Team (CIT), un grupo que investiga desde 2014 el lado oculto de las campañas militares rusas, primero en Ucrania y ahora en Siria, al menos 250 mercenarios rusos han muerto en combate en Siria desde 2015.

    Esa cifra es cinco veces superior al número de bajas oficiales entre las fuerzas regulares rusas en Siria desde que Moscú puso en marcha su operación militar en el país árabe.

    "Todos los mercenarios rusos que combaten del lado de Rusia pertenecen al Grupo Wagner. Aunque lo llaman compañía militar privada, en realidad se trata de una unidad creada y financiada por el Gobierno ruso", dijo a Efe el director de CIT, Ruslán Levíyev.

    Siria avisa a Israel de que abatirá cualquier avión que ataque su territorio

    Beirut, 14 feb (EFE).- El Gobierno sirio advirtió hoy a Israel de que abatirá cualquier avión que ataque su territorio después del derribo de un avión israelí por parte de las defensas antiaéreas sirias el pasado fin de semana, según la agencia de noticias oficial, SANA.

    "Defendimos Siria, derribamos un avión israelí y derribaremos cualquier avión que ataque siria. Esto no es una mera amenaza", avisó, en declaraciones a la prensa en Damasco, el viceministro sirio de Asuntos Exteriores, Faisal Miqdad.

    Aseguró que su país "es capaz de eliminar a los terroristas, cuando deje de apoyarlos Occidente" y opinó que EE.UU. y algunos Estados europeos, entre los que nombró a Francia, llevan a cabo "una campaña de histeria frenética contra Siria".

    Por otro lado, Miqdad hizo referencia a la ofensiva de Turquía contra el enclave de Afrín, en el noroeste del país árabe y controlado por la milicia kurdorisiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo).

    "Afrín es una parte que no se puede separar de la República Árabe de Siria", indicó Miqdad, quien hizo un llamamiento a los habitantes kurdos y árabes de la zona para defenderla.

    Además, "afirmamos que el Ejército sirio defiende cada palmo del territorio y Siria seguirá unida, como a lo largo de su historia", zanjó.

    Miqdad hizo mención, además, a las acusaciones contra Siria sobre el presunto uso de armas químicas, lo que consideró como "un pretexto" de EE.UU. para atacar a su Gobierno.

    "El Ejecutivo de Siria niega categóricamente la posesión de armas de destrucción masiva, incluidas las químicas, que entregamos a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). Consideramos que es inmoral e inaceptable el empleo de armas químicas en todas las circunstancias, momentos y lugares", dijo.

    Miqdad reveló que un equipo de la OPAQ visitó en los dos últimos días Siria y viajó a la provincia de Homs, en el centro, donde, de acuerdo con el responsable, encontró sustancias escondidas bajo tierra por grupos armados en áreas liberadas por el Ejército sirio.

    Aseguró que en uno de esos sitios hallaron 18 bombonas de gas cloro, mientras que en otro descubrieron 24 bombonas con la misma sustancia y en otro, un depósito con altas cantidades de ácido sulfúrico, entre otros.

    A juicio de Miqdad, Washington no está contento con los logros de las fuerzas armadas sirias y, por tanto, está publicando "noticias engañosas" de que el ejército sirio ha usado armas químicas en Guta Oriental, Idleb y otras áreas.

    Estas declaraciones coinciden con una reunión del Consejo de Seguridad, donde la ONU y varias potencias internacionales alertaron del riesgo de que la guerra en el territorio sirio desemboque en un conflicto regional tras los últimos choques en los que se han visto implicados distintos países, como Turquía, Israel e Irán.