ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • ALEMANIA ECONOMÍA

    La economía alemana creció un 0,6 % en el cuarto trimestre de 2017

    14 de febrero de 2018

    Berlín, 14 feb (EFE).- La economía alemana creció entre octubre y diciembre del año pasado un 0,6 % respecto al trimestre anterior, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis) en base a datos provisionales.

    Asimismo, este departamento confirmó los datos provisionales difundidos el pasado 11 de enero, según los cuales la economía alemana creció en el conjunto de 2017 un 2,2 % respecto al año anterior, un 2,5 % si se eliminan las variaciones de calendario.

    Por lo tanto, la situación económica en Alemania se caracterizó en el pasado ejercicio por un continuo y fuerte crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,9 %, el 0,6 %, el 0,7 % y el 0,6 % en los sucesivos trimestres del año, señala el comunicado.

    Los principales impulsos para la economía alemana en el cuarto trimestre de 2017 llegaron del exterior: según datos provisionales, las exportaciones aumentaron con fuerza entre octubre y diciembre del año pasado.

    Las exportaciones netas tuvieron desde el punto de vista puramente aritmético un efecto positivo en el PIB, subraya la nota.

    Añade que mientras el gasto público aumentó, el consumo privado se mantuvo aproximadamente al nivel del tercer trimestre.

    Las inversiones en bienes de equipo subieron ligeramente respecto al trimestre anterior, mientras que la inversión inmobiliaria retrocedió levemente.

    También en términos interanuales, la economía alemana continúo creciendo: un 2,3 % en el cuarto trimestre del año, después de un 2,2 % en el tercero y un 1,0 % en el segundo.

    Corregidos los efectos estacionales y de calendario, el PIB creció en el cuarto, tercer y segundo trimestre de 2017 un 2,9 %, un 2,7 % y un 2,3 %, respectivamente.

    Las cifras definitivas del PIB para el cuarto trimestre de 2017 se darán a conocer el próximo día 23.

    La inflación interanual en Alemania se sitúa en enero en el 1,6 por ciento

    Berlín, 14 feb (EFE).- La tasa de inflación interanual en Alemania se situó en enero en el 1,6 % y disminuyó así a comienzos de año levemente, después de situarse en diciembre en el 1,7 % y en noviembre en el 1,8 %, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis), al confirmar datos provisionales.

    Respecto a diciembre de 2017, el índice de precios al consumo (IPC) descendió en enero un 0,7 %.

    Los precios de la energía se situaron un 0,9 % por encima del nivel del año pasado, lo que tuvo un efecto freno sobre la tasa general de inflación.

    Además, el aumento de los precios de la energía continuó atenuándose tras una subida del 1,3 % en diciembre y del 3,7 % en noviembre.

    De enero de un año a otro se encareció sobre todo el gasóleo ligero -un 5,5 %-, aunque también subieron los precios de la electricidad -un 1,6 %- y las tarifas para calefacción central y urbana -un 1,5 %-, mientras que el gas y los carburantes se abarataron un 1,3 % y un 0,5 %, respectivamente.

    Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la tasa de inflación se habría situado en enero en el 1,7 %.

    Los alimentos se encarecieron notablemente en enero, un 3,1 % interanual.

    El aumento de precios de estos productos se sitúa desde hace medio año en al menos el 3 % y tuvo así también en enero un efecto acelerador sobre la tasa general de inflación.

    Más caros que hace un año resultaron sobre todo las grasas y aceites, que aumentaron un 15,2 %, así como los productos lácteos, con un aumento del 10,3 %.

    Los consumidores tuvieron que pagar asimismo más por la fruta, un 8,3 %, mientras que los precios de la verdura retrocedieron notablemente, un 5,7 %.

    Sin tener en cuenta el impacto de la energía y los alimentos, la tasa de inflación se habría situado en enero en el 1,5 %.

    Mientras, los precios para otros bienes se encarecieron en enero un 1,5 % interanual.

    Así, aumentaron considerablemente entre otros los precios de periódicos y revistas (5,1 %) y los de tabaco (4,5 %), mientras que otros bienes, como los equipos para procesamiento de datos, la electrónica de consumo y la prendas de vestir se abarataron, un 2,0 %, un 1,4 % y un 0,9 %, respectivamente.

    En el sector servicios, los precios subieron un 1,6 % interanual.

    Decisivo en el encarecimiento de los servicios fue el aumento de los alquileres de viviendas en un 1,7 % interanual, al constituir uno de los principales gastos del consumidor privado.

    Subieron notablemente las tarifas para el mantenimiento y reparación de vehículos -un 4,0 %-, para servicios médicos hospitalarios -un 2,5 %- y las de cátering -un 2,1 %-, mientras que se abarataron otros servicios como los de telecomunicaciones -un 0,8 %-.

    El IPC armonizado para Alemania, el que se calcula con criterios comunitarios, se elevó en enero un 1,4 % en términos interanuales, mientras que respecto a diciembre del año pasado bajó notablemente, 1,0 %.