ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU MARTINELLI

    Ocho meses y un día después, Martinelli logra que le den libertad bajo fianza

    13 de febrero de 2018

    Miami, 13 feb (EFE).- Una jueza federal estadounidense concedió hoy la libertad bajo fianza al expresidente panameño Ricardo Martinelli, ocho meses y un día después de haber sido detenido por una solicitud de extradición de Panamá, y además consideró que tiene posibilidad de evitarla si va a la apelación.

    "Considero que tengo jurisdicción para liberar" al expresidente Martinelli bajo fianza, aseveró la jueza Marcia G. Cooke en el documento en el que anunció su decisión, al que tuvo acceso Efe.

    Poco después en la cuenta de Twitter del exmandatario apareció el siguiente mensaje: "Gracias a Dios por esta buena noticia, y a todos por sus buenos deseos".

    Entre las razones por las que decidió excarcelarlo bajo determinadas condiciones, la jueza mencionó que existen circunstancias especiales como el hecho de que haya sido jefe de Estado de una nación soberana con relaciones con Estados Unidos de larga data.

    También tuvo en cuenta su edad (65 años) y el deterioro de su salud por estar privado de libertad de manera prolongada, todos ellos argumentos esgrimidos por la defensa cuando pidió el beneficio de la libertad bajo fianza el pasado 26 de enero.

    Pero además mencionó la posibilidad de éxito en la fase de apelación.

    Inmediatamente la Fiscalía, que representa al Estado panameño presentó una moción para impedir que el expresidente sea excarcelado.

    Sin descartarlo totalmente, el portavoz de Martinelli, Luis Eduardo Camacho, dijo a Efe antes de emprender viaje desde Panamá hasta Miami que es "poco probable" que el expresidente salga hoy mismo de la prisión en la que ha estado recluido desde el 12 de junio pasado, situada en el centro de Miami, junto a los tribunales.

    Para poder salir todavía debe hacer entrega de un 10 % de la fianza, fijada en un millón de dólares, y eso precisa de trámites, agregó.

    Camacho se mostró muy satisfecho con la decisión de la jueza Cooke, ante la cual la defensa de Martinelli presentó un recurso de amparo en septiembre pasado, después de que un primer juez federal, Edwin Torres, resolviera que jurídicamente procede la extradición.

    La juez ordenó hoy que Martinelli sea monitoreado electrónicamente y esté en confinamiento en su vivienda. Deberá también entregar "todos" sus pasaportes y otros documentos de viaje y presentarse una vez a la semana en el sistema de cortes.

    La Corte Suprema de Panamá solicitó la extradición de Martinelli por cuatro delitos relacionados con una red de escuchas ilegales a políticos, empresarios y periodistas que funcionó durante su Presidencia (2009-2014).

    Martinelli se radicó en EE.UU. en enero de 2015 y antes de que se recibiera esa solicitud y fuera detenido solicitó asilo político en ese país, alegando persecución política por parte del actual presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, que fue elegido vicepresidente como su compañero de fórmula pero con el cual se enemistó durante el ejercicio del poder.

    La defensa de Martinelli todavía no anunció si se propone apelar el fallo de Cooke que corroboró la decisión del juez Torres de dar luz verde a la extradición.

    Los abogados del expresidente habían solicitado su libertad bajo fianza en varias ocasiones, en todas ellas infructuosamente hasta esta última.

    Cooke falló en enero pasado en el mismo sentido que Torres, pero dejó su decisión en suspenso hasta resolver asuntos como la libertad bajo fianza solicitada por la defensa, a la que la Fiscalía se opuso, como en anteriores ocasiones, por considerar, entre otras razones, que existe riesgo de fuga.

    La defensa de Martinelli aseveró en su última petición de libertad bajo fianza que el exgobernante estaba dispuesto a someterse a todas las condiciones que la jueza considerase para reducir a cero el riesgo de fuga.

    La Fiscalía ha llegado a señalar incluso la posibilidad de que Martinelli se oculte "en algún lugar subterráneo" de Estados Unidos si es puesto en libertad bajo fianza.

    La defensa indicó que el tribunal puede hacer que sea "imposible" para Martinelli fugarse y, por tanto, que una vez agotado su derecho a la apelación, también le sea "imposible" "frustrar el interés de Estados Unidos en cumplir con los tratados" de extradición.

    El expresidente "no tiene intención alguna de ser un fugitivo internacional", subrayaron los abogados de Martinelli en el documento de 16 páginas presentado el 26 de enero.

    Entre las garantías ofrecidas para eliminar la posibilidad de fuga estaba la disponibilidad de cubrir una fianza de cinco millones de dólares y depositar un 10 % de esa cantidad en el registro judicial.

    Sorpresa y satisfacción en Panamá por libertad bajo fianza de Martinelli

    Panamá, 13 feb (EFE).- Políticos, representantes de la sociedad civil y simpatizantes del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) recibieron hoy en Panamá con "sorpresa" y "satisfacción" la decisión de una jueza federal estadounidense de concederle la libertad bajo fianza.

    La jueza de la Corte Federal del Distrito Sur, Marcia G. Cooke, le concedió hoy libertad bajo fianza por un millón de dólares al exmandatario panameño, ocho meses y un día después de haber sido detenido por una solicitud de extradición de Panamá.

    La política Balbina Herrera, una de las afectadas por el caso de las escuchas telefónicas por el que se solicita a Martinelli, dijo que los querellantes en Panamá van a continuar la lucha para que sea extraditado y enfrente los casos que tiene con la justicia panameña.

    "Nosotros vamos a continuar (con el proceso) hasta que él regrese a este país, sea cuál sea el tiempo que tome. (Debemos) tener paciencia y no desesperarnos porque hay que establecer un precedente en este país, que ningún presidente de la República que dirija el Consejo de Seguridad lo pueda utilizar para perseguir, escuchar y saber que hacen sus adversarios políticos", afirmó a una televisora local la también excandidata presidencial del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD).

    Mientras que la dirigente del Movimiento Independiente (Movin), Annette Planells, tomó la decisión de la jueza como un cambio de medida cautelar.

    "Lo importante para nosotros los panameños es que la situación de extradicción culmine con la salida del expresidente (de EE.UU.) y que enfrente el juicio del pueblo panameño".

    En tanto, el abogado y excontralor Alvin Weeden le sorprendió que se le haya otorgado la fianza a Martinelli a la luz de que los precedentes en Estados Unidos desde hace bastante años es negarles este beneficio a personas con estatus de extradición.

    "Con esto se corre el peligro de fuga que conlleva el hecho que la persona bajo fianza ni respete ese pacto desde su casa", puntualizó Weeden.

    Indicó además que la noticia es sorprendente porque se había dado indicio de que no era posible una fianza, especialmente porque se habían agotado todos los recursos que tenía Martinelli y lo último que quedaba era la aprobación de su extradicción a Panamá.

    Alma Cortés, colaboradora y ministra en el gabinete de Martinelli, alabó la nueva decisión judicial tomada en EE.UU con el exmandatario, al mostrar su complacencia y satisfacción. "El sistema americano -estadounidense- demostró que sí funciona y que se respeta los derechos humanos", afirmó a Telemetro.

    Cortés -miembro del colectivo político Cambio Democrático (CD), que fundó Martinelli- reconoció que lo importante es que ahora su copartidario y amigo va a estar en casa y retomará el control de muchos de sus asuntos personales, así como de sus negocios.

    Además, subrayó que "Ricardo Martinelli va tener todo el tiempo de continuar dirigiendo su defensa como lo ha hecho hasta ahora a través de medios electrónicos".

    Cuando el exmandatario supo de la decisión de la jueza Marcia Cooke de concederle libertad bajo fianza, inmediatamente escribió en su cuenta de Twitter un agradecimiento especial.

    "Gracias a Dios por esta buena noticia, y a todos por sus buenos deseos", tuiteó el expresidente, que está detenido en una cárcel federal de Miami desde el 12 de junio del año pasado a la espera de que se defina el proceso de extradición que se le sigue en Panamá.

    Entre las razones por las que la jueza Cooke decidió excarcelarlo, se menciona circunstancias especiales como el hecho de que haya sido jefe de Estado de una nación soberana con relaciones con Estados Unidos de larga data.

    También tuvo en cuenta su edad (65 años) y el deterioro de su salud por estar privado de libertad de manera prolongada, todos esos argumentos esgrimidos por la defensa cuando pidió el beneficio de la libertad bajo fianza el pasado 26 de enero.

    El vocero y amigo cercano del expresidente, Luis Eduardo Camacho, viajó la noche de este lunes a Miami para coordinar con los abogados de Martinelli su salida del penal.

    Según informó el propio Camacho a la televisora Telemetro, una vez consignada la fianza, esperan que en el transcurso de la mañana o en la tarde de este miércoles 14 de febrero pueda producirse la salida de la cárcel.

    Ricardo Martinelli Berrocal es requerido por la Corte Suprema de Justicia de Panamá en extradición por un proceso en su contra por los denominados "pinchazos telefónicos". Además, tiene pendientes más de media docenas de procesos judiciales por diversas causas.

    Durante el Gobierno de Martinelli se escucharon conversaciones telefónicas y se espiaron correos electrónicos, sin autorización judicial, de unas 150 personas, entre ellos líderes políticos, periodistas, empresarios, dirigentes sindicales y políticos, algunos adversarios y otros de su propio partido CD, según reporta la prensa local panameña.