ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BRASIL SALUD

    Brasil registra 20 muertes por fiebre amarilla desde julio de 2017

    16 de enero de 2018

    Sao Paulo, 16 ene (EFE).- Brasil registró 35 casos y 20 muertes confirmadas por fiebre amarilla desde julio de 2017 hasta el 14 de enero de este año, informó hoy el Ministerio de Salud, que se negó a hablar de un nuevo brote en el país y aseguró que tiene vacunas para inmunizar a toda la población.

    Del total de fallecimientos, 11 se notificaron en Sao Paulo, 7 en Minas Gerais y otro más en Río de Janeiro, los tres estados más poblados del país por ese orden y ubicados en la región sureste del país.

    También hubo otra muerte en Brasilia, la capital del país, mientras que otros "óbitos están sobre investigación y considerados como sospechosos", señaló el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Antônio Nardi, en una rueda de prensa.

    Del total de muertes, seis fueron registradas en este 2018.

    En cuanto a los casos confirmados, 20 fueron en Sao Paulo, 11 en Minas Gerais, tres en Río de Janeiro y uno en Brasilia, mientras que 290 fueron descartados y 145 todavía están siendo investigados.

    "Estamos seguros de que la estrategia adoptada será suficiente para contener el avance de la enfermedad como hicimos también el año pasado", comentó a Efe el ministro de Salud, Ricardo Barros, en una conversación telefónica posterior a la divulgación de los datos.

    El Ministerio de Salud contabiliza los nuevos casos desde julio pasado, poco antes de declarar el fin de la emergencia sanitaria provocada por un brote de fiebre amarilla que afectó entonces a toda la región sureste y causó, entre diciembre de 2016 y mediados de 2017, unas 260 muertes y cerca de 800 casos confirmados.

    No obstante, a pesar de la alarma generada este año en algunos estados como Sao Paulo y Río de Janeiro, donde se han visto largas finales para obtener la vacuna, la cartera se negó a hablar de un nuevo brote y se limitó a decir que se trata de "un aumento de incidencia de la circulación viral".

    "En este momento no estamos hablando de un brote, estamos hablando de un aumento de incidencia contenido en esos estados", subrayó Nardi.

    Preguntado sobre el estoque total de vacunas que tiene Brasil, el secretario afirmó que el número de dosis es "suficiente" para inmunizar "a toda la población brasileña en caso necesario, de forma fraccionada".

    Según datos oficiales, la población de Brasil supera en la actualidad los 200 millones de habitantes.

    Igualmente, recordó que ahora "no hay necesidad de una campaña nacional" y que "todos los análisis" apuntan a que los nuevos casos de fiebre amarilla registrados desde julio se tratan del tipo silvestre, transmitida por las especies de mosquito Haemagogus y Sabethes, presentes en zonas boscosas.

    En cuanto a la del tipo urbana, transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el vector del dengue, el zika y el chikunguña, no se tienen casos en Brasil desde 1942.

    Ante el riesgo de una expansión mayor, algunos estados como el de Sao Paulo han anticipado para el próximo 29 de enero la campaña de vacunación fraccionada que estaba prevista para el 3 de febrero y que se iba a hacer extensible a Río de Janeiro y Bahía con la intención de inmunizar a cerca de 20 millones de personas.

    "Toda vez que se confirme la muerte de monos por fiebre amarilla realizaremos la vacunación de toda la población del entorno", apuntó el ministro Barros.

    La estrategia de vacunar de manera fraccionada consiste en aplicar dosis menores de la vacuna estándar, las cuales garantizan la protección durante al menos dos años.

    De acuerdo con Nardi, se ha optado por la estrategia del fraccionamiento para, en un corto espacio de tiempo, "conseguir un mayor número de población inmunizada, conteniendo así la expansión del virus".

    El estado de Sao Paulo fue incluido hoy por la Organización Mundial de la Salud en la lista de regiones que sólo recomienda visitar a personas ya vacunadas contra fiebre amarilla.

    La secretaría regional de salud de Sao Paulo señaló que desde enero de 2017 se han registrado 21 muertes en todo el estado, pero no precisó el número exacto de fallecidos desde julio pasado hasta las primeras semanas de 2018.

    OMS: el estado de São Paulo es una área de riesgo para contraer la fiebre amarilla

    Ginebra, 16 ene (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido que todo el estado federal de Sao Paulo (Brasil) es una área de riesgo para la fiebre amarilla por lo que ha pedido a todos los que viajen a la región que se vacunen contra la enfermedad.

    La agencia sanitaria de la ONU divulgó hoy esta información en la sección de información de viajes internacionales y salud de su página web, en la que especifica que desde diciembre de 2016 Brasil sufre un brote de fiebre amarilla.

    Hasta la fecha, se han contabilizado 777 casos confirmados de la enfermedad, incluyendo 261 decesos en ocho estados (Espírito Santo, Goiás, Mato Grosso, Minas Gerais, Pará, Rio de Janeiro, São Paulo, y Tocantins), así como en el Distrito Federal.

    Sin embargo, teniendo en cuenta los niveles de "actividad" del virus en el estado de São Paulo, la OMS ha decido que ésta debe incluirse en el resto de zonas donde se considera que hay un riesgo de contraer la enfermedad.

    Por ello se recomienda a todos los visitantes que se inmunicen contra el virus si aún no lo están. Una sola dosis de la vacuna es necesaria para obtener la inmunización y su cobertura es para toda la vida.

    La OMS especifica que la determinación de áreas donde el riesgo de transmisión es alto es un proceso constante, por lo que nuevas regiones podrían incluirse en la línea.

    La fiebre amarilla se transmite por la picadura del mosquito Aedes Aegypti, el mismo que transmite el dengue, el chikungunya y el zika, por lo que la OMS también sugiere a los viajeros que piensen en protegerse con ropa y repelentes de estos insectos.

    El gobierno de Río "implora" para que la población se vacune contra la fiebre amarilla

    Río de Janeiro, 16 ene (EFE).- El secretario de Salud de la gobernación de Río de Janeiro, Luis Antonio Teixeira Júnior, le "imploró" hoy a la población de ese estado brasileño que se vacune contra la fiebre amarilla, tras la confirmación de tres muertes por esta enfermedad en la región en lo que va de 2018.

    "Estamos implorando para que la población acuda a los puestos de salud para buscar la vacuna, para que estemos todos inmunizados en el estado", dijo en una rueda de prensa el secretario, tras informar que en 2018 han sido confirmados cuatro casos de fiebre amarilla en pacientes en Río de Janeiro, tres de los cuales murieron.

    La petición para que la población busque la vacuna se produce en momentos en que algunos estados de Brasil vienen adoptando medidas para impedir un nuevo brote de fiebre amarilla tras el registro desde diciembre de nuevos casos y de muertes por la enfermedad.

    El estado de Sao Paulo, al que la OMS incluyó hoy en la lista de regiones que sólo recomienda visitar a personas ya vacunadas contra fiebre amarilla, anunció este martes su decisión de anticipar en una semana una campaña de vacunación intensiva con dosis fraccionadas de la vacuna que tenía previsto lanzar el 3 de febrero.

    La campaña de vacunación fraccionada será realizada en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Bahía, y busca inmunizar a 19,7 millones de personas, que recibirán dosis menores de la vacuna (de hasta una cuarta parte de la estándar) que les garantizarán protección por al menos dos años.

    Teixeira Júnior dijo que las autoridades regionales de salud no consideran que sea necesario anticipar la campaña de vacunación fraccionada en Río de Janeiro ya que el gobierno cuenta con dosis suficientes de la vacuna estándar (que garantiza protección toda la vida) para suministrar a quien la busque en los próximos días.

    El funcionario admitió, sin embargo, que de entre las 14 millones de personas que se consideran como vulnerables a la fiebre amarilla en Río de Janeiro y a las que están dirigidas las campañas de vacunación, unas 8 millones, el 60 %, aún no se ha vacunado.

    La alerta de las autoridades surtió efectos este mismo martes, cuando era posible ver largas filas de personas en los puestos de salud del estado de Río de Janeiro en que se ofrece la vacuna.

    En Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil, también aumentó la demanda por la vacuna, por lo que el gobernador regional, Geraldo Alckmin, anunció su decisión de anticipar desde el 3 de febrero inicialmente previsto al 29 de enero el inicio de la campaña de vacunación fraccionada.

    Según el último balance epidemiológico de la secretaría de Salud de Sao Paulo, desde enero de 2017 han sido confirmados 40 casos de fiebre amarilla en humanos en ese estado, con 21 muertes.

    Las autoridades de Sao Paulo se han abstenido de aclarar cuántas muertes se han registrado desde diciembre pasado, cuando comenzó el nuevo brote, y siguen sumando los casos de 2017 y 2018.

    Por su parte, el gobierno de Minas Gerais, el segundo estado más poblado de Brasil, ha confirmado once muertes por fiebre amarilla desde finales del año pasado.

    El Ministerio de Salud había declarado en agosto del año pasado el fin de la emergencia sanitaria provocada por el brote de fiebre amarilla que afectó toda la región sudeste de Brasil y que provocó, entre diciembre de 2016 y agosto de 2017, 262 muertes entre 779 casos comprobados de contagio.

    La emergencia fue levantada debido a que el Ministerio de Salud registró el último caso en junio tras una campaña con la que distribuyó 36,7 millones de dosis de la vacuna.

    Pero nuevos casos volvieron a registrarse a partir de diciembre, nuevamente en la región sudeste, que comprende los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Espíritu Santo.

    En todos los casos se trató de fiebre amarilla del tipo silvestre, transmitido por las especies de mosquito Haemagogus y Sabethes, presentes en zonas boscosas.

    De la del tipo urbana, transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el vector del dengue, el zika y el chikunguña, no se registran casos en Brasil desde 1942.