ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    El Gobierno haitiano se declara "indignado" por el supuesto insulto de Trump al país

    12 de enero de 2018

    Puerto Príncipe, 12 ene (EFE).- El Gobierno de Haití se declaró hoy "profundamente indignado y conmocionado" por unas declaraciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, en las que, según la prensa, llamó "agujeros de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos.

    El Gobierno haitiano dijo que condena "en los términos más enérgicos" las declaraciones atribuidas a Trump, que de ser ciertas, dijo, "serían, en todos los aspectos, inaceptables, ya que reflejarían una visión simplista y racista totalmente equivocada de la comunidad haitiana y su contribución a los Estados Unidos".

    A través de un comunicado, el Gobierno señaló que las declaraciones "serían incompatibles con los múltiples vínculos entrelazados por la larga historia de amistad que une a los dos pueblos de las dos repúblicas más antiguas del hemisferio".

    "La relación entre los dos países se ha fortalecido por el hecho de que millones de hijos e hijas de Haití han contribuido, contribuyen y continuarán contribuyendo a la prosperidad y la grandeza de EE.UU.", subrayó la información.

    Del mismo modo, destacó "la solidaridad espontánea del pueblo estadounidense con el pueblo haitiano en sus momentos difíciles".

    "El Gobierno haitiano hace un llamado por el respeto a la dignidad de los pueblos (...)", agregó.

    Según reportó ayer el diario The Washington Post, Trump llamó "agujeros de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos durante una reunión con los senadores.

    Trump aseguró este viernes en Twitter haber utilizado "un lenguaje duro" en su conversación con senadores sobre la ley migratoria, pero rechazó haberse referido a El Salvador, Haití y a países africanos como "agujeros de mierda".

    Inmigrantes haitianos repudian durante una marcha en Miami los comentarios de Trump

    Miami, 12 ene (EFE).- Decenas de inmigrantes haitianos y miembros de esta comunidad marcharon hoy en Miami para expresar su rechazo a los calificativos que el presidente Donald Trump emitió al referirse a países de Latinoamérica y África.

    Reunidos en el barrio de la Pequeña Haití, los manifestantes calificaron de "racistas" los adjetivos que, según informó el periódico The Washington Post, Trump profirió el jueves durante una reunión con legisladores y en la que llamó "agujeros de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos.

    "Ahora que han sido quitadas todas las ropas del emperador, ya vemos. (Trump) Está salvando esta nación para los inmigrantes blancos y diciendo a las personas negras 'vete al infierno'", declaró al diario Miami Herald Steven Forester, del Instituto Para la Justicia y Democracia en Haiti y participante de la marcha.

    El recorrido se inició en el Centro Cultural Pequeña Haití, en el mismo barrió donde en 2016 Trump hizo una parada durante su campaña presidencial y donde hoy decenas de personas se concentraron con carteles en los que se leían "El presidente Trump es racista!!!", "Respeto a Haití" y "No olvidaremos".

    El inmigrante Erns Robillard, que llegó procedente de Haití al sur de Florida en el año 2000, señaló a USA Today que a él no le sorprendieron los comentarios de Trump ya que "esto es algo que está en sus venas, esto es él".

    Muchos de los manifestantes criticaron que la Administración Trump haya decidido acabar el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) para inmigrantes de Haití, que se calcula beneficiaba a más de 46.000 personas procedentes de la isla caribeña, y demandaron que se restablezca para ellos el programa con un camino a la ciudadanía.

    El presidente Trump llegó hoy a su residencia de invierno en el sur de Florida, el club social Mar-a-Lago y al que llama la "Casa Blanca de invierno", en medio de las fuertes polémicas por los comentarios dados a conocer el jueves.

    Trump llamó "agujeros de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega, según publicó el diario The Washington Post.

    En su cuenta de Twitter, el presidente aseguró hoy haber utilizado "un lenguaje duro" en su conversación con senadores sobre la ley migratoria, pero rechazó haberse referido a esos países en esos términos.