ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU ISRAEL

    Miles de palestinos protestan en las calles la decisión de Trump sobre Jerusalén

    07 de diciembre de 2017

    Jerusalén, 7 dic (EFE).- Miles de palestinos salieron hoy a las calles en Gaza, Cisjordania y la zona oriental de Jerusalén en las primeras protestas contra la decisión anunciada ayer, lunes, por el presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer a esta ciudad como capital del Estado de Israel.

    Entretanto, el Ejército israelí ha enviado refuerzos a Cisjordania y el movimiento islamista palestino Hamás llamó a iniciar una tercera Intifada.

    En Gaza, cientos de palestinos acudieron a las zonas fronterizas, donde se enfrentaron con las tropas israelíes, que respondieron con disparos hiriendo a seis personas, una de las cuales se encuentra en estado crítico, según fuentes médicas.

    En Ramala (Cisjordania), cientos de personas se congregaron a mediodía en la plaza de Al Manara, desde donde marcharon hacia un puesto de control militar israelí en el noreste de la ciudad, donde tiraron piedras y cócteles molotov a los soldados, que respondieron con fuego real, balas de acero recubiertas de caucho y gases lacrimógenos.

    También hubo grupos que acudieron al puesto militar de Qalandia, el principal entre Ramala y Jerusalén, donde se enfrentaron con las fuerzas de seguridad.

    "Hemos venido aquí, aunque sabemos que una piedra no puede hacer nada contra ellos", dijo a Efe Mohamed, estudiante de ingeniería informática, que señaló que: "esto es lo único que podemos hacer, y seguiremos haciéndolo", cerca del puesto militar a las afueras de Ramala.

    Su compañero, Mustafá, señaló que "la gente ha venido hoy a protestar porque no espera que su liderazgo haga nada".

    "Si esperáramos algo, no estaríamos aquí", añadió.

    Decenas de los manifestantes (algunos con la cara cubierta con kufiyas, el pañuelo tradicional palestino) portaban banderas palestinas y gritaban eslóganes contra Trump y contra la ocupación israelí.

    "La gente ha venido a dar su respuesta al anuncio de Trump y a manifestar su opinión contra lo que ha sucedido", indicó a Efe un agente de seguridad palestino que pidió no ser identificado.

    Otra de las personas que se acercó al lugar, Wajdi, de unos 30 años y funcionario público, coincide en que "la gente no ha esperado a que hubiera respuesta del liderazgo palestino, por eso han acudido".

    El lunes está previsto que el presidente palestino, Mahmud Abás, se reúna con el liderazgo palestino para decidir las medidas a tomar ante la declaración de Trump, que viola los acuerdos internacionales y a su entender, acaba con cualquier posibilidad de una solución negociada al conflicto.

    "Cuando el lunes se reúnan, las cosas pueden empeorar", advirtió Wajdi.

    En Jerusalén Este también se registraron altercados y se palpaba la tensión, sobre todo en torno a la Ciudad Vieja.

    Según informó a Efe el Ejército israelí "en Hebrón, cientos de palestinos participaron en disturbios y lanzaron piedras contra los soldados, que respondieron con medios de control de masas. Dos de los manifestantes fueron heridos y seis fueron arrestados".

    "Hay disturbios a lo largo y ancho de Judea y Samaria (nombres bíblicos para Cisjordania)" agregó una portavoz militar.

    Erab Fuqaha, portavoz del servicio de emergencias Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja), señaló que los disturbios se habían saldado a primera hora de la tarde con 53 personas atendidas: 34 por inhalación de gas lacrimógeno, cinco con heridas de bala, diez con heridas de balas recauchutadas y otros cuatro con golpes y contusiones.

    En Gaza, el portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf Al Qedra, declaró que soldados israelíes dispararon contra manifestantes que se acercaron a la zona fronteriza hiriendo a seis de ellos en el este de la ciudad de Jan Younis, uno de los cuales se encuentra en situación de extrema gravedad.

    El movimiento islamista Hamás llamó esta mañana a iniciar una tercera intifada en protesta por la decisión estadounidense, que los palestinos ven como un reconocimiento a la soberanía israelí sobre toda la ciudad de Jerusalén, incluida su parte oriental, de mayoría de población árabe, ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días, de 1967, y anexionada unilateralmente en 1980.

    Se espera que mañana, viernes, día sagrado musulmán, aumente la tensión y se repitan las concentraciones en los territorios ocupados, ante lo que el Ejército israelí ha reforzado su presencia en Cisjordania con varios batallones.

    Hizbulá convoca una jornada de protesta el día 11 por el asunto de Jerusalén

    Beirut, 7 dic (EFE).- El líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasán Nasralá, convocó hoy para el próximo día 11 una jornada de protestas y manifestaciones en su feudo del sur de Beirut por la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como la capital de Israel.

    "Lanzo un llamamiento para una gran manifestación popular contra la agresión norteamericana, el lunes, en los barrios meridionales" de Beirut, dijo Nasralá en un discurso transmitido por las televisiones locales.

    Nasralá indicó que se había pensado convocar la manifestación para mañana, "pero queremos que asista el mayor número de personas posible".

    Por otra parte, calificó la decisión de Trump de "nueva Declaración Balfour" con el objetivo de decirle a los árabes que "ya no existe la causa palestina"

    "Se trata de una nueva declaración de Balfour, cuando hace poco celebramos el centenario de la primera", agregó Nasralá en alusión a la anunciada el 2 de noviembre de 1917 (en plena I Guerra Mundial) por el ministro británico de Exteriores, Arthur Balfour, que reconoció el derecho del pueblo judío a tener un hogar nacional en Palestina.

    "Una vez que nos demos cuenta de los peligros que resultarán de esa decisión, tendremos que actuar y no escuchar a aquellos que dirán que lo ocurrido es insignificante", aseveró.

    En palabras de Nasralá, la administración estadounidense "no respeta ni las leyes internacionales, ni las convenciones o los textos que ellos mismos firmaron. No toman en consideración a los Estados árabes, europeos, Rusia o Canadá".

    Tras la decisión de Trump, EEUU se convierte en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la ciudad en 1980 (tras haberla ocupado durante la Guerra de los Seis Días, de 1967), la ONU pidió a la comunidad internacional que retirara sus sedes diplomáticas de allí.

    Palestinos pedirán a la ONU un grupo de expertos que delimite sus fronteras

    Belén (Cisjordania), 7 dic (EFE).- Los palestinos pedirán a la ONU que un equipo de expertos delimite las fronteras de Jerusalén Este, la parte ocupada por Israel que reivindican como su capital, informó hoy el veterano político y miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Mohamed Shtaye.

    La delimitación debería ser en base a las fronteras anteriores a la Guerra de 1967, cuando comenzó la ocupación israelí, dijo Sthaye durante un encuentro con periodistas.

    Es una de las medidas, junto con una revisión total del proceso de paz, con las que el liderazgo palestino responderá a la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de definir Jerusalén como la capital de Israel y trasladar allí la embajada, lo que los palestinos ven como el reconocimiento de la soberanía israelí sobre toda la ciudad, incluida la parte oriental.

    Lo que hizo Trump "es una declaración en la que alguien da algo que no le pertenece a alguien que no tiene derecho a ello", criticó el palestino y aseguró que esperan que a partir de ahora "las resoluciones internacionales sobre un Estado palestino con Jerusalén Este como su capital se empiecen a cumplir sobre el terreno".

    "Ni la ciudad es de Trump ni Israel tiene derecho a usar la ciudad ocupada como su capital", expuso.

    Shtaye cree que el anuncio del estadounidense, al que se han opuesto un gran número de países árabes y occidentales, llega ahora porque Trump se ha dado cuenta de que su estrategia de presentar un plan de paz "es un fracaso total" y lo que quiere "es echar la culpa" a los palestinos cuando rechacen un plan.

    Lo que el dirigente estadounidense quiere no es presentar un plan de paz, sino "una trampa", acusó en alusión a los esfuerzos de la Casa Blanca para revivir el proceso de paz palestino-israelí desde que llegó al poder y que debían haberse materializado en la presentación de una propuesta entre finales de 2017 y principios de 2018.

    Shtaye consideró que, con el anuncio de Trump, EEUU ha sacado a Jerusalén, "el tema más importante", de la mesa de negociaciones, lo cual es un "gran error", porque israelíes y palestinos estaban de acuerdo en que es un asunto a negociar.

    Con esto, "EEUU queda fuera del proceso", zanjó Shtaye.

    El político, miembro del equipo negociador palestino con los israelíes, opinó que EEUU se "ha quedado solo" con esta medida y agradeció que la Unión Europea "se mantenga firme" en su rechazo a ella.

    Este sábado, el liderazgo palestino se reunirá para decidir la respuesta al anuncio de Trump.

    Entre otras cuestiones, pedirán una revisión de los Acuerdos de Oslo, que definen a Jerusalén como una cuestión a negociar, fortalecer la reconciliación palestina entre Hamás y Al Fatah para reforzar la presión contra la ocupación israelí, y analizará si es posible llevar la decisión de Trump ante cortes internacionales.