ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • SIRIA CONFLICTO

    El Ejército sirio arrebata al EI el control de varias zonas en noreste del país

    22 de noviembre de 2017

    Beirut, 22 nov (EFE).- El Ejército sirio arrebató hoy al grupo terrorista Estado Islámico (EI) el control de varias zonas en el sur de la provincia nororiental siria de Deir al Zur, según la agencia de noticias oficial SANA.

    Los soldados avanzaron desde sus posiciones al sur de la ciudad de Al Mayadín e irrumpieron en el pueblo de Mahkan, donde tomaron barrios orientales y occidentales después de choques contra los radicales, precisó la fuente.

    Además, los efectivos gubernamentales recuperaron el dominio de once localidades y áreas como Al Sheij Ali, Daher al Nasrani, Al Salhiya, Al Kashfe, Tel Malehim, Uadi Fleiteh y Faidat Ahmad al Haifan.

    El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó, por su parte, que las fuerzas leales al Gobierno de Damasco progresaron hoy, con la cobertura de aviones sirios y rusos, y de la artillería nacional, por la zona que se extiende entre las poblaciones de Al Salhiya y Al Bukamal, controladas por las autoridades.

    La ONG recordó que el ejército y sus aliados iniciaron ayer la última etapa de su ofensiva contra el EI en partes al oeste del río Éufrates, en Deir al Zur.

    Hace tres días, las tropas sirias expulsaron a los extremistas de la urbe de Al Bukamal, en la frontera entre Deir al Zur e Irak.

    Ayer, Irán, aliado del presidente sirio, Bachar al Asad, proclamó la victoria sobre el EI en Siria, tras su derrota en Al Bukamal.

    Pese a este anuncio, todavía hay presencia del EI en el territorio sirio, en el este de las provincias de Deir al Zur y de la vecina Homs, así como dos pequeños reductos en la región central de Hama y en Al Quneitra (sur), donde opera la facción Ejército de Jaled bin Walid, que juró lealtad a los yihadistas en el pasado.

    Netanyahu dice que Israel no permitirá la presencia militar de Irán en Siria

    Moscú, 22 nov (EFE).- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, advirtió hoy de que su país no permitirá la presencia militar de Irán en Siria, en una entrevista concedida a la televisión estatal rusa "Rossía".

    "Israel no permitirá la presencia militar de Irán en Siria. Esto provocará una nueva vuelta de tuerca al extremismo y puede gestar un nuevo Estado Islámico (EI)", dijo Netanyahu horas antes de la cumbre en Sochi (mar Negro) entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y sus colegas turco e iraní, Recep Tayyip Erdogan y Hasan Rohaní, respectivamente.

    El primer ministro israelí aseguró que los planes de Teherán son "desplazar a Siria decenas de miles de combatientes chiíes, divisiones enteras".

    "Y eso que Siria está poblada sobre todo por suníes. Sin duda, esa situación provocará reacciones, es inevitable", afirmó.

    Añadió que también es una amenaza para Rusia y "otros países en los que viven minorías musulmanas (suníes), que pueden reaccionar con actividades terroristas a la creciente presencia chií" en Oriente Próximo.

    "Ese Estado (Irán) se propone abiertamente el objetivo de destruir Israel y dominar en Oriente Próximo. Creo que es malo tanto para nosotros como para los árabes. Es además malo para todo el mundo", subrayó Netanyahu.

    Fuerzas iraníes y milicias chiíes libanesas (respaldadas por Teherán) han participado activamente en el conflicto armado sirio, sobre todo en la campaña contra las organizaciones terroristas EI y Al Nusra.

    Ahora que el Gobierno de Asad ha expulsado al EI de su último reducto en Siria y tiene el control de prácticamente todo el territorio, hay quién teme que en agradecimiento por la ayuda Damasco permitirá a Irán desplegar permanentemente a sus militares en el país árabe.

    El futuro de Siria después de la guerra será de hecho el tema central de la cumbre que celebran hoy Putin, Erdogan y Rohaní, después de que tanto Rusia como Irán dieran ayer por prácticamente terminada la operación militar en el país árabe.

    Las OMS insiste en la urgencia de garantizar el acceso a la región siria de Guta oriental

    Ginebra, 22 nov (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió hoy en la necesidad de tener acceso a la región de Guta Oriental, en las afueras de Damasco, después que en los últimos días siete personas hayan fallecido y 42 hayan resultado heridas en combates.

    Las autoridades sanitarias locales advirtieron que además, entre los días 14 y 17 de noviembre, otras 84 personas murieron tambien en los combates, incluyendo 17 niños y 6 mujeres, y 659 resultaron heridas, entre las que se encuentran 87 mujeres y 127 niños.

    Durante el mismo período, se realizaron más de 200 intervenciones quirúrgicas en los hospitales de Guta Oriental, "superpoblados y faltados de recursos" según informó la OMS.

    En un comunicado, el organismo informó que a pesar de la escalada de la violencia y de la necesidad creciente de ayuda humanitaria, medicamentos, equipos médicos y suministros quirúrgicos siguen sin tener acceso a la zona.

    Además, el plan de evacuación médica desarrollado por la Media Luna Roja en Siria y la OMS para trasladar los pacientes más críticos a los hospitales de referencia en Damasco, sigue sin ser aprobado.

    La OMS también destacó que la falta de servicios médicos esenciales así como el suministro limitado de electricidad, gas, y agua potable incrementan el riesgo de brotes de enfermedades como la diarrea, el tifus o la hepatitis.

    Según el organismo, los convoyes de los organismos humanitarios han podido entrar de forma regular y la asistencia proveída no ha sido suficiente para satisfacer las necesidades crecientes de hasta 400.000 personas sitiadas durante más de cuatro años.

    El pasado 18 de noviembre el Hospital al-Mujtahed de Damasco fue atacado y dos doctores y 3 pacientes resultaron heridos.

    Este centro cuenta con 412 camas y es uno de los principales hospitales públicos en Damasco, con capacidad para atender pacientes de Guta y otras partes del país, según recoge el comunicado.

    "Es necesario y urgente que la ayuda humanitaria pueda acceder a Guta de forma continua y sin impedimentos, ya que el traslado de pacientes en estado crítico está muy atrasado", dijo la representante de la organización en Siria, Elizabeth Hoff.

    "Tenemos suministros médicos disponibles y la OMS, junto a sus colaboradores, está lista para responder a las necesidades sanitarias cuando el acceso esté garantizado" sentenció Hoff.