ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • COLOMBIA PAZ

    El Gobierno de Colombia califica de injustas las declaraciones de Arnault sobre la paz

    21 de noviembre de 2017

    Bogotá, 21 nov (EFE).- El alto comisionado para la paz de Colombia, Rodrigo Rivera, calificó hoy de injustas las declaraciones del jefe de la Misión de la ONU en el país, Jean Arnault, según las cuales el 55 % de los exguerrilleros de las FARC abandonaron las zonas veredales por "desilusión".

    "Estamos sorprendidos con las declaraciones del señor Arnault. Para plantear la clase de reservas que él propone existen los canales diplomáticos y veo que no fueron suficientes. Esto siembra la sensación de que hay una especie de diáspora de excombatientes de las FARC en los Espacios Territoriales", indicó Rivera a periodistas.

    Además, dijo, "la ONU sabe que desde el 15 de agosto los miembros de las FARC tienen derecho a salir de esas zonas. El propósito de los espacios es que sean transitorios, ellos no están confinados allí y la ONU lo sabe".

    Jean Arnault indicó este martes que al menos el 55 % de los 8.000 exrebeldes de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz abandonaron las 22 zonas creadas para su tránsito a la vida civil por "desilusión" ante la ausencia de oportunidades económicas.

    "Los exguerrilleros eran unos 8.000 al 20 de mayo en las zonas veredales donde se reunieron para dejar las armas. Quedaba el 70 % al 15 de agosto. Hoy estimamos que el 45 % todavía está en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR)" en los que se convirtieron dichas zonas, aseguró Arnault.

    Para Rivera, "es sorprendente que el representante de Naciones Unidas no reconozca el ciclo político electoral en el cual estamos".

    Además, "la necesidad de que ellos no terminen atrapados en la dinámica electoral, en la que un actor político, que coincide con ser una de las partes de este acuerdo de paz, tiene todos los incentivos en destacar todo lo que falta y no reconocer nada de lo que se ha hecho", comentó.

    Frente a la polémica, el Comisionado reiteró que el Gobierno colombiano es "prudente en la relación con las FARC y no va a entrar al circo de recriminaciones y de señalamientos".

    Asimismo, puntualizó que se entiende que para los exguerrilleros "han sido difíciles temas como preparar los proyectos productivos y postularlos para que el Gobierno pueda aprobarlos adecuadamente".