ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • IRÁN TERREMOTO

    La población iraní se vuelca en ayudar a las víctimas del terremoto

    15 de noviembre de 2017

    Kermanshah/Teherán, 15 nov (EFE).- Los ciudadanos y personalidades del mundo de la cultura y el deporte de Irán se consagraron hoy a la tarea de ayudar a los decenas de miles de damnificados por el letal terremoto del pasado domingo en la provincia occidental de Kermanshah.

    Una caravana de coches particulares, furgonetas y camiones colapsaba en algunos puntos la carretera que comunica la ciudad de Kermanshah, capital provincial, con las localidades más afectadas como Sarpul Zahab y Yaberí, según pudo constatar Efe.

    Repletos de alimentos y artículos de primera necesidad, tenían como objetivo aliviar el sufrimiento de aquellos que lo perdieron todo en el seísmo de 7,3 grados en la escala Richter, que causó más de cuatrocientos muertos y miles de heridos.

    Al mando de tres camiones, Shahin Gorbaní, director de una fábrica, llegó al pueblo de Yaberí y se quejó de la falta de coordinación con el Gobierno para saber qué necesitan los afectados.

    "La gente no quiere más alimentos enlatados o agua, lo que necesita son medicamentos", dijo a Efe este empresario de 47 años.

    Muy agradecido por la ayuda se mostró un hombre anciano que había perdido a dos sobrinos en el terremoto y estaba instalado en una tienda de campaña compartida por tres familias.

    "Lo que me duele es que el primer día vinieron las autoridades y prometieron enviar ayuda por la tarde, pero nunca más aparecieron. Solo la gente nos ha ayudado", comentó a Efe entre lágrimas.

    El Gobierno, el Ejército y la Media Luna Roja se han visto desbordados por la magnitud del siniestro, lo que convierte en muy valiosas las recolectas de fondos y artículos de primera necesidad organizadas entre los ciudadanos de todo el país, una de ellas hoy en Teherán.

    A estas iniciativas se han sumado desde el equipo nacional de lucha libre a clubes de fútbol, pasando por músicos y cineastas.

    La ganadora del oro en tiro de los Juegos Paralímpicos Sareh Yavanmardí anunció hoy que va a subastar su medalla para recaudar dinero para las víctimas, una decisión adoptada también por el campeón olímpico de levantamiento de pesas Kianush Rostamí y el luchador Masud Mostafa Yokar.

    En el campo de la cultura, la banda kurda Tarang ha organizado un concierto benéfico en Teherán el próximo 24 de noviembre, y el cine Kurosh de la capital asignará la mitad de sus ingresos de taquilla de hoy a las víctimas.

    En la oficina del director de gestión de crisis de Kermanshah, Reza Mahmudian, el teléfono no paraba de sonar. Numerosos particulares y empresas llamaban para preguntar el medio de enviar ayuda.

    "Tenemos unos 150 camiones llenos de mantas, alimentos y medicamentos en el aeropuerto que están siendo enviados a las regiones damnificadas", explicó a Efe Mahmudian.

    El responsable aseguró que el envío de ayuda continúa "por tierra y aire" pero se ha topado con un problema de inseguridad en las carreteras, que ha forzado el despliegue de militares para evitar robos.

    Entretanto, según anunció Mahmudian, "las tareas de rescate están finalizando y ya se ha restablecido el suministro de agua, gas y luz en más del 85 por ciento de las poblaciones" damnificadas.

    "En cuanto acabemos con la retirada de escombros y el reparto de la ayuda, empezaremos a dar viviendas permanentes a los afectados", adelantó el director de gestión de crisis.

    Se calcula que unas 30.000 casas han quedado destruidas o dañadas en Kermanshah, una provincia de mayoría kurda y fronteriza con Irak.

    Durante una reunión del Gobierno hoy en Teherán, el presidente, Hasan Rohaní, indicó que "el principal responsable de dar alojamiento temporal y permanente a las víctimas es la Fundación de la Vivienda".

    Rohaní reconoció asimismo que muchas de las viviendas sociales quedaron destruidas por el terremoto y denunció que hubo "corrupción" en la construcción de esos edificios.

    Esas viviendas sociales corresponden al proyecto Mehr lanzado en 2007 por su predecesor en el cargo, Mahmud Ahmadineyad, que ha estado rodeado de controversia por sus infraestructuras deficientes.

    Según pudo constatar Efe en Sarpul Zahab, los edificios sociales del proyecto Mehr quedaron en ruinas, mientras que otros se mantienen en pie.

    Los derrumbes causaron una gran cantidad de víctimas mortales, cuya cifra ha bailado de ayer a hoy y depende de la fuente consultada.

    Mahmudian confirmó 432 fallecidos, mientras que la televisión estatal, que ayer elevó a 530 los muertos, informó en esta jornada de que el balance actual era de 474.

    En medio de la tragedia, hay algunos destellos de esperanza. Dos bebés nacieron en los hospitales de campaña y los equipos de rescate salvaron hoy a un niño tras tres días bajo los escombros.

    Por Artemis Razmipour y Marina Villén