ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • COREA DEL NORTE EEUU

    Corea del Norte califica el discurso de Trump como "una declaración de guerra"

    15 de noviembre de 2017

    Seúl, 15 nov (EFE).- Corea del Norte calificó hoy como una "declaración de guerra" el duro discurso del presidente de EE.UU., Donald Trump, durante su visita la semana pasada a Seúl dentro de su gira asiática en el que cargó contra las condiciones de vida de los norcoreanos.

    "Los imprudentes comentarios soltados por Trump durante su gira no se pueden ver de otra manera que como la confirmación de la hostilidad de la Casa Blanca a la RPDC (siglas de la República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte), y como una declaración de guerra (...), apunta hoy el principal diario del país, Rodong Sinmun.

    El texto, que califica al presidente estadounidense como "depravado" y "viejo esclavo del dinero", asegura que éste "hizo el ridículo al manipular la realidad" y "soltar todo tipo de maldiciones contra nosotros" durante su discurso de 22 minutos y 35 segundos en la Asamblea Nacional de Seúl el pasado 8 de noviembre.

    Durante una intervención especialmente dura, el presidente estadounidense denunció las violaciones de Derechos Humanos en Corea del Norte y se dirigió al líder norcoreano, Kim Jong-un, para decirle que si su abuelo -Kim Il-sung- buscaba crear un paraíso "el país ha acabado convirtiéndose en el infierno".

    A pesar del ataque directo, Pyongyang no ha respondido a sus palabras hasta un día después de que Trump pusiera punto final a una extensa gira por Asia, que le ha llevado, además de a Corea del Sur, a Japón, China, Vietnam y Filipinas.

    En este sentido, el artículo del Rodong asegura que Pyongyang "ha observado con paciencia los ridículos actos de Trump hasta el final".

    El texto informa además de que el líder de la Casa Blanca ha sido condenado a muerte en Corea del Norte por varios crímenes como "profanar la dignidad" del régimen y por "soltar toneladas de basura para pintar de manera muy negra la vida feliz de los habitantes de Corea".

    La visita de Trump a Asia estuvo muy marcada por las tensiones con Corea del Norte y el llamamiento a la comunidad internacional para que esté unida a la hora de condenar y presionar al régimen de Pyongyang para que ponga fin a su programa nuclear y de misiles.

    Las referencias del político republicano a Corea del Norte fueron constantes e incluso llegó a llamar a Kim Jong-un "gordo y bajito", sin que los medios oficiales de Pyongyang hayan contestado hasta ahora a ello.

    Tras un año de repetidos ensayos de misiles, Corea del Norte lleva sin lanzar un solo proyectil desde el pasado 15 de septiembre, cuando disparó un misil de alcance medio que sobrevoló Japón.

    Un enviado del presidente chino viajará el viernes a Corea del Norte

    Pekín, 15 nov (EFE).- El jefe del Departamento Internacional del Partido Comunista de China, Song Tao, viajará el próximo viernes a Corea del Norte como enviado especial del presidente, Xi Jinping, informó hoy la agencia oficial Xinhua, después de más de un año sin visitas de altos cargos chinos a ese país vecino.

    Song tiene la misión de informar al régimen de Kim Jong-un de los resultados del reciente XIX Congreso del Partido Comunista de China, en el que Xi fue reelegido secretario general de la formación.

    El enviado chino y las autoridades norcoreanas tratarán además "las relaciones entre los dos partidos (el comunista chino y el Partido de los Trabajadores Coreanos) y otros asuntos de interés común", destacó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

    Geng no confirmó si Song Tao se reunirá finalmente con el máximo líder norcoreano Kim Jong-un, y señaló que "es una práctica común" que los partidos gobernantes de los dos regímenes comunistas intercambien puntos de vista tras la celebración de congresos nacionales.

    En las semanas precedentes enviados de China habían hecho viajes de este tipo a países con regímenes comunistas como Vietnam o Laos, pero hasta ahora no se había anunciado una similar visita a Corea del Norte.

    Ésta se producirá, por otra parte, una semana después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, se reuniera en Pekín con Xi y pidiera mayor presión de Pekín a Pyongyang para que ponga fin a su rearme nuclear y balístico.

    El Gobierno chino transmitió al equipo de Trump que notaba que las sanciones económicas que la ONU ha impuesto este año a Corea del Norte, con el voto a favor de la propia China, estaban comenzando a tener efectos en el régimen de Kim Jong-un y podrían servir de presión para que Pyongyang detuviera su carrera belicista.

    Las relaciones entre China y Corea del Norte se han enfriado mucho en lo político desde la llegada al poder de Kim Jong-un, pese a la afinidad ideológica y la alianza que ambos países mantuvieron en la Guerra de Corea (1950-53) frente a EEUU y Corea del Sur.

    Pyongyang ha acusado repetidas veces a Pekín de traicionarle por votar a favor de las mencionadas sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

    En los últimos meses China, principal sustento económico exterior de Corea del Norte, ha ordenado el cierre de empresas norcoreanas en su territorio, ha prohibido la importación de textiles norcoreanos y ha limitado la compra de carbón y el suministro de petróleo.

    Pese al distanciamiento, Corea del Norte fue uno de los primeros países en felicitar a Xi por su reelección en el XIX Congreso de octubre, lo que fue respondido con una misiva del propio presidente chino al Gobierno norcoreano en la que invitó a Pyongyang a mantener lazos bilaterales "estables y sólidos".