ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • DAIMLER RESULTADOS

    Daimler gana 7.576 millones de euros hasta septiembre, un 15 por ciento más

    20 de octubre de 2017

    Fráncfort (Alemania), 20 oct (EFE).- El productor automovilístico alemán Daimler tuvo un beneficio neto de 7.576 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio, un 15 % más que en el mismo periodo de 2016, tras el aumento de las ventas.

    Daimler informó hoy de que el resultado operativo (Ebit) se incrementó un 19 %, hasta el récord de 11.212 millones de euros, en los mismos meses.

    Pero en el tercer trimestre el beneficio operativo bajó un 14 % (3.458 millones de euros) por los gastos para una llamada a revisión y para la modificación de los vehículos diesel en Europa.

    El resultado neto también se redujo en el tercer trimestre un 17 % (2.268 millones de euros).

    La facturación mejoró entre enero y septiembre al récord de 120.741 millones de euros, un 8 % más, y las ventas crecieron en este periodo un 9 %, hasta el máximo de 2.400.893 vehículos.

    El presidente del comité ejecutivo de Daimler, Dieter Zetsche, dijo que el grupo tiene éxito y lidera el segmento de la gama alta con Mercedes-Benz.

    Por ello ahora es el momento de estudiar si la compañía se puede posicionar mejor para dar forma desde la cima en el futuro a la nueva era automovilística, según su presidente.

    El resultado operativo de los automóviles de Mercedes-Benz Cars, de las camionetas de Mercedes-Benz Vans y de los autobuses de Daimler Buses fue más bajo que en el tercer trimestre, pero el de los camiones Daimler Trucks fue superior por el incremento de las ventas en la región de EEUU, México y Canadá y en Asia.

    Asimismo la financiera de Daimler también mejoró notablemente el resultado de explotación en el tercer trimestre.

    Daimler espera la aprobación del consejo de supervisión para cambiar la estructura de la compañía y crear tres empresas independientes con el negocio de automóviles y camionetas Mercedes-Benz Cars & Vans, el de camiones y autobuses Daimler Trucks & Buses y la financiera.

    Mercedes-Benz Cars incrementó el resultado operativo un 22 % hasta septiembre, pero en el tercer trimestre lo redujo un 22 % y su rentabilidad sobre la ventas también bajó 2,6 puntos porcentuales, hasta el 9,2 %.

    El flujo de caja libre subió en los tres primeros trimestres a 5.800 millones de euros (2.600 millones de euros), por los dividendos de 800 millones de euros de Beijing Benz Automotive e ingresos de 300 millones de euros de la venta de inmuebles de Mitsubishi Fuso Truck y Bus Corporation en Kawasaki (Japón).

    El año pasado había caído por el pago de una multa de 1.000 millones de euros a la Comisión Europea (CE) por acuerdo de precios en el área de camiones.

    La compañía confirmó sus previsiones para 2017, cuando prevé un notable aumento de las ventas.

    Daimler pide testificar ante los órganos de competencia de la UE por sospecha de monopolio

    Fráncfort (Alemania), 20 oct (EFE).- El grupo automovilístico Daimler anunció hoy que ha solicitado testificar ante las autoridades de competencia de la Unión Europea (UE) en una eventual investigación sobre presuntas prácticas monopolísticas conjuntamente con las principales compañías alemanas del sector.

    Durante la presentación de los resultados de la empresa, el director financiero de Daimler, Bodo Uebber, confirmó con ello informaciones periodísticas de las últimas semanas, aunque aseguró que todavía no está claro que Bruselas abra una investigación oficial sobre el caso.

    Las autoridades de competencia comunitarias llevan a cabo actualmente una investigación previa sobre si las compañías automovilísticas alemanas Volkswagen, Audi, Porsche, BMW y Daimler mantuvieron conversaciones secretas desde los años 90 para acordar aspectos técnicos de sus vehículos, en perjuicio de los consumidores.

    Según publicó la revista alemana "Der Spiegel" a finales del pasado julio, Volkswagen remitió un año antes un documento a la Autoridad de Defensa de la Competencia alemana que revelaba esas reuniones en la que los principales fabricantes se ponían de acuerdo en secreto sobre cuestiones de desarrollo tecnológico, costes, proveedores o purificación de emisiones contaminantes para burlar las reglas antimonopolio.

    La revista también informó de que el grupo Daimler habría presentado igualmente una suerte de "autodenuncia" ante el organismo de competencia alemán, ya que quien coopera primero con las autoridades en este tipo de investigaciones puede beneficiarse de una reducción en las costosas sanciones que se imponen por estas prácticas.

    De acuerdo con el semanario, podría tratarse de uno de los mayores cárteles en la historia económica de Alemania, en el que habrían participado todos los grandes fabricantes automovilísticos.

    Según "Der Spiegel", las compañías habrían acordado la técnica adecuada para la limpieza de las emisiones de gas y de este modo habrían sentado las bases para la crisis actual que atraviesa el diésel.

    Además, discutieron sobre el tamaño de los depósitos para el AdBlue, disolución de urea utilizada para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) causadas por los escapes de los motores diésel.

    Los depósitos grandes hubieran sido demasiado caros, por lo que las empresas automovilísticas alemanas acordaron depósitos pequeños en los que la cantidad de AdBlue llegaba a ser en un momento dado insuficiente para limpiar las emisiones.

    También hubo acuerdos de las cinco empresas, que entre ellas se denominaban "el círculo de los 5", relacionados con cuestiones como las cubiertas de los descapotables, la elección de suministradores o la fijación de costes de componentes.

    Daimler anunció hoy que en los nueve primeros meses del ejercicio tuvo un beneficio neto de 7.576 millones de euros, un 15 % más que en el mismo periodo de 2016.

    Sin embargo, comunicó que el resultado de la compañía en el tercer trimestre cayó un 14 por ciento (3.458 millones de euros) debido a los gastos de la llamada a revisión y la modificación de los vehículos diésel en Europa.

    En los nueve primeros meses del año pasado el resultado de la empresa había caído por el pago de una multa de 1.000 millones de euros que le impuso la Comisión Europea (CE) por acordar los precios de sus camiones junto a otros tres fabricantes europeos.