ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • CHILE VIOLENCIA

    Empresariado chileno reclama "más seguridad" para La Araucanía por atentado

    20 de agosto de 2017

    Santiago de Chile, 20 ago (EFE).- Diversos sectores del empresariado chileno llamaron hoy al Gobierno a adoptar "mayores medidas de seguridad" en la región sureña de La Araucanía, en respuesta al ataque incendiario que dejó 18 camiones quemados la madrugada del sábado.

    La Corporación Nacional de la Madera expresó en un comunicado su "absoluto repudio" a estos hechos, que se producen "cada vez con mayor violencia", denunció.

    El gremio de los transportistas, en tanto, no descartó realizar en los próximos días una protesta por las carreteras y puertos del país austral, en rechazo a la violencia que se vive en esa zona del sur de Chile.

    La madrugada del sábado un grupo de alrededor de 15 encapuchados quemó 18 camiones cargados con alimentos que prestaban servicios a la empresa Luchetti, en la región de La Araucanía.

    Del total de vehículos afectados, al menos 13 quedaron completamente destruidos, lo que fue tasado en pérdidas por al menos 4 millones de dólares.

    De acuerdo a Carabineros (policía militarizada), en el lugar del siniestro se encontraron panfletos alusivos a la causa mapuche, que hace décadas se emplaza en ese territorio y tiene a empresarios, comunidades indígenas y fuerzas policiales en constante tensión.

    La Fiscalía anunció que investigará bajo la ley antiterrorista lo sucedido, mientras el colectivo Weichan Auka Mapu fue el que se adjudicó este atentado.

    "La motivación de los autores de este delito ha tenido como objeto causar temor en parte de la población", además de poner en riesgo la vida de dos personas, resolvió el Ministerio Público.

    Weichan Auka Mapu es un movimiento de resistencia que busca desde 2013 la restitución de tierras ancestrales mapuches que ahora están en manos de empresas forestales que las explotan.

    Integrantes de esta misma agrupación serían además investigados por la Justicia por su posible participación en el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay, que murió en 2013 al ser incendiada su casa con ellos adentro, en la localidad de Vilcún.

    El juicio oral contra 11 acusados por el homicidio de los Luchsinger-Mackay se llevará a cabo este lunes, según información preliminar, por lo que las autoridades ven alguna relación entre esa diligencia y el atentado incendiario del sábado.

    El Gobierno regional además explicó que el grupo Weichan Auka Mapu se ha atribuido las últimas quemas de capillas en la zona.

    En La Araucanía, una de las regiones más pobres de Chile, los indígenas ocupan unas 600.000 hectáreas, 5 % de las tierras heredadas de sus familiares y una sexta parte de lo que poseen las compañías forestales.

    El conflicto, que se extiende por décadas, ha derivado en la muerte violenta de varios comuneros, donde mujeres y niños han sido víctima de violencia desmedida por parte de la Policía, además de la muerte de agricultores y miembros de Carabineros.

    Lo anterior sumado a una cantidad de ataques incendiarios a propiedades, bosques y vehículos, con decenas de indígenas procesados y condenados por esos hechos, a veces bajo pruebas "insuficientes", reclaman organizaciones de derechos humanos.