ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • VENEZUELA CRISIS

    La oposición busca avanzar a la "transición" mientras Maduro ratifica la Constituyente

    17 de julio de 2017

    Caracas, 17 jul (EFE).- La oposición venezolana anunció hoy que buscará un gobierno de transición y convocó a una huelga general este jueves para elevar la presión contra la Constituyente promovida por el Ejecutivo de Nicolás Maduro, quien reafirmó que la convocará tras tildar de fraudulenta la consulta opositora del domingo.

    Tras obtener 7,5 millones de votos en la consulta del domingo contra el cambio de Constitución, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró que esta semana se avanzará en la conformación de un "gobierno de unión nacional" con la firma de un "compromiso unitario para la gobernabilidad", en palabras del primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara.

    El diputado señaló que este compromiso será establecido por "todos los factores de la unidad democrática" y es un "reto" que exige la implicación del pueblo, de los diferentes sectores de la sociedad y de los dirigentes políticos.

    En la consulta del domingo se preguntó a los venezolanos si rechazaban la elección de la Asamblea Constituyente prevista para el 30 de julio, si demandaban a las fuerzas armadas acatar las decisiones del Parlamento, de mayoría opositora, y si querían una renovación de los poderes públicos mediante elecciones y la puesta en marcha de una transición.

    Según resultados actualizados este lunes 7.535.259 millones de venezolanos participaron en la consulta dentro y fuera del país y el 98 % votó 'sí' en las tres preguntas.

    Guevara convocó en nombre de la MUD a un paro general de 24 horas para el jueves 20 de julio, "como mecanismo de presión y preparación para la escalada definitiva" prevista para "la próxima semana" para "enfrentar el fraude constituyente y lograr la restitución del orden constitucional"

    El legislador exhortó al Gobierno a "leer adecuadamente" los resultados de la votación del domingo y aseguró que la oposición está dispuesta a discutir soluciones a la "tragedia colectiva" que vive el país si el presidente Nicolás Maduro retira la propuesta de la Constituyente y se restablece el orden constitucional.

    El chavismo, por su parte, aseguró que los organizadores de la consulta opositora se inventaron 5 millones de votos.

    El chavista Jorge Rodríguez, que además de jefe de campaña de la Constituyente es alcalde del municipio caraqueño Libertador, aseguró que los miembros del equipo de recuento de la consulta del domingo "multiplicaron por tres" los votos reales obtenidos.

    Maduro celebró que la consulta opositora transcurriera en paz, aunque reiteró que se trató de "una consulta interna de los partidos políticos" que le rechazan y agregó que se convocó "para enviar un mensaje al mundo" para que se siga "presionando" a Venezuela.

    El gobernante ratificó hoy que mantendrá la convocatoria a la Asamblea Constituyente y consideró que este mecanismo servirá para lograr "la independencia y soberanía", en respuesta a los pronunciamientos desde distintas partes del mundo para solicitar que suspenda esa elección.

    Entre esas reacciones, el presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó hoy con "fuertes y prontas" sanciones económicas contra Venezuela si el Gobierno de Maduro sigue adelante con sus planes de formar la Constituyente.

    "Así la convoco, a una Constituyente por la independencia y soberanía y que Europa diga lo que quiera decir, no nos importa lo que diga Europa", dijo el mandatario venezolano, tras el llamamiento que hizo la Unión Europea para abandonar el plan en vista del resultado de la consulta del domingo.

    El canciller venezolano, Samuel Moncada, acusó a los principales medios internacionales de "mentir" en la cobertura de la consulta opositora.

    Moncada recriminó a medios como el New York Times, la BBC, Time, El País, Efe y Clarín de exagerar y no tener datos sobre la participación en la consulta opositora.

    El ministro de Asuntos Exteriores criticó que subestimaran la presencia en los centros de votación en el ensayo general celebrado también el domingo de cara a la elección el 30 de julio, que es vista por la oposición como un intento del Gobierno de "consolidar la dictadura".

    Según Moncada, los citados medios y otros como el diario Tiempo de Colombia, Reuters y La Voz de América estadounidense "invisibilizaron a los otros millones de personas que estaban votando" en el simulacro de la elección de la Constituyente con la que el Gobierno procura un cambio de Carta Magna.

    Maduro pide revisar con "nómina en mano" el voto de los funcionarios en la Constituyente

    Caracas, 17 jul (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy revisar "nómina en mano" la participación de los empleados públicos en la elección de la Asamblea Nacional Constituyete prevista para el 30 de julio y que ha sido ampliamente criticada por la oposición y la comunidad internacional.

    "Todas las empresas, todos los trabajadores, con la nómina en mano, llamando uno por uno, esta semana y el día de la votación, a uno por uno. ¿Ya votaste? ¿Ya ejerciste tu derecho al voto? Muy bien", dijo Maduro desde el palacio presidencial de Miraflores.

    El mandatario aseguró que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) pondrá en marcha un mecanismo de verificación de participación denominado "4X4" que incluirá llamadas a beneficiarios de programas sociales, personas inscritas en registros gubernamentales y trabajadores del sector privado.

    "Ya eso se activó, por lo menos son cuatro millones de trabajadores públicos de la administración centralizada y descentralizada, más varios millones de los sectores privados, sector comercial", prosiguió.

    Afirmó que el chavismo estará el día de la elección "en todos los centros electorales, registrando el carné de la patria", una suerte de censo creado este año para gestionar los programas sociales por la llamada revolución bolivariana, en el que se anotaron cerca de 14 millones de personas, según cifras ofrecidas por el Gobierno.

    "(Se revisará) ciudadano por ciudadano para saber que si usted ejerció su derecho al voto, y además fortalecer cada vez más eso", agregó.

    Maduro convocó el pasado 1 de mayo un proceso constituyente para apuntalar el "Estado comunal" y "fortalecer la revolución" y que es denunciado por la oposición como un intento del chavismo gobernante de perpetuarse en el poder y "consolidar una dictadura" en Venezuela.

    El chavismo midió ayer el músculo de su capacidad de movilización y probó su maquinaria electoral en un ensayo general de la votación del 30 de julio convocado por el Poder Electoral en la misma jornada en que la oposición preguntó en una consulta no reconocida por el Gobierno a los ciudadanos si rechazaban la Asamblea Constituyente.

    Más de 7,4 millones de personas, según cifras de los organizadores de la consulta opositora, se pronunciaron en contra de los planes oficialistas para una nueva Constitución y pidieron en las urnas nuevas elecciones.

    El chavismo ha descalificado los resultados de lo que considera una "consulta interna de los partidos de la derecha", y se ha felicitado por la "participación histórica" de sus seguidores en el simulacro de la elección del 30 de julio.

    Maduro reitera su llamado para un "acuerdo nacional de paz" tras la consulta opositora

    Caracas, 17 jul (EFE).- El presidente Nicolás Maduro reiteró hoy su llamado a un diálogo político para lograr "un gran acuerdo nacional de paz", un día después de que la oposición realizara una consulta en la que participaron más de 7,5 millones de venezolanos para rechazar el cambio de Constitución que impulsa su Gobierno.

    "A pesar de la insensatez de la oposición venezolana les ratifico mi llamado al diálogo por la paz, al diálogo político, mi disposición absoluta a que continúen las conversaciones que se han iniciado y a que eso fructifique en un gran acuerdo nacional de paz, de trabajo, de prosperidad", dijo desde el palacio presidencial en Caracas.

    Maduro, que dijo hoy haber asumido el título de "campeón mundial de la paz", ratificó su llamamiento a conversar con la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pese a su "fraude, mala intención" y "perversidad".

    "Además de que sirven a una causa extranjera son cobardes, no me importa, es mi opinión que tengo sobre ustedes, pero a pesar de nuestras diferencias, nosotros no podemos dirimirlas a bala, con violencia, con quema. Todas nuestras diferencias las debemos dirimir con la palabra", sostuvo.

    El jefe de Estado aseguró estar dispuesto a "dialogar siempre" y advirtió a los opositores que "el tiempo se les va".

    El primer vicepresidente del Parlamento, el opositor Freddy Guevara, exhortó en nombre de la MUD al Gobierno a "leer adecuadamente" los resultados de la consulta opositora de este domingo.

    Guevara se mostró dispuesto a discutir soluciones a la "tragedia colectiva" que vive el país si Maduro retira la propuesta de elegir el 30 de julio una Asamblea Nacional Constituyente para cambiar el ordenamiento jurídico y se restablece el "orden constitucional" en el país.

    Tras la consulta del domingo, varios países de la región, la Unión Europea y Estados Unidos han pedido a Maduro que retire su proyecto de Asamblea Nacional Constituyente, que fue activado sin un referendo previo.

    Maduro, en respuesta, ha asegurado que "no existe fuerza en la tierra" que lo intimide.