ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • YIHADISTAS SIRIA

    La tensión entre los aliados de EEUU y Rusia crece en Al Raqa tras el derribo de un avión

    19 de junio de 2017

    Beirut, 19 jun (EFE).- La tensión aumentó hoy entre los aliados sobre el terreno de EE.UU. y Rusia en Al Raqa, tras el derribo ayer de un avión sirio por parte de la coalición internacional, que ha hecho que Moscú cesara este lunes la cooperación con Washington para evitar incidentes en el espacio aéreo de Siria.

    Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por milicias kurdas y respaldada por la coalición, sostienen que fueron blanco ayer de los proyectiles de las tropas gubernamentales sirias en Al Tabqa, a 54 kilómetros al oeste de la ciudad de Al Raqa.

    El portavoz de las FSD, Talal Salu, advirtió hoy en un comunicado de que responderán "de manera recíproca", si los ataques persisten.

    Recordó que ayer "las fuerzas del régimen lanzaron un ataque amplio en el que emplearon aviones, artillería y carros de combate contra zonas liberadas por las heroicas FSD" en Al Tabqa y la vecina presa del Éufrates.

    Para Salu, el objetivo de esas agresiones contra las FSD es "abortar el proceso de liberación de la ciudad de Al Raqa".

    Actualmente, las FSD se hallan inmersas en una ofensiva para expulsar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) de la localidad de Al Raqa, bastión principal de los yihadistas en Siria, mientras que en las últimas semanas las fuerzas leales al Gobierno de Damasco han progresado por partes del suroeste de la provincia homónima.

    Anoche, la coalición internacional anunció el derribo de un avión de la fuerza aérea siria, después de que el aparato bombardeara a las FSD en las proximidades de Al Tabqa.

    Sin embargo, el Ejército sirio aseguró que el avión fue atacado cuando llevaba a cabo una misión de combate contra el EI y el Ministerio de Exteriores del país árabe puntualizó este lunes que el aparato se estrelló cerca de una zona controlada por los radicales.

    "Es vergonzoso que EE.UU. justifique este acto terrible con comunicados oficiales alejados de la verdad, especialmente y dado que el avión de guerra sirio, contrariamente a lo afirmado por el lado estadounidense, cayó en una zona próxima a Al Rusafa, bajo el control del EI", indicó el Ministerio.

    El piloto bajó en paracaídas a una área en poder de los extremistas.

    El portavoz de la Brigada del Norte Democrático de las FSD, Ahmad al Omar, detalló a Efe por teléfono que sus efectivos están destacados en Al Tabqa.

    "El régimen bombardeó la zona de Al Tabqa, donde hay presencia de nuestras fuerzas", indicó Al Omar, quien destacó que, en consecuencia, las FSD informaron a la coalición internacional, "que respondió abatiendo un avión (de la fuerzas gubernamentales), pero no hubo en ningún momento enfrentamientos".

    Durante la jornada de hoy, tanto los efectivos gubernamentales sirios como las FSD han avanzado por zonas del suroeste de la provincia de Al Raqa.

    Las tropas fieles al presidente sirio, Bachar al Asad, arrebataron a los radicales el control de la estratégica población de Al Rusafa, tras intensos combates, acompañados de fuertes bombardeos, que se saldaron con la retirada de los yihadistas, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

    Al Rusafa se ubica junto a la carretera que conecta Al Raqa con Al Salamiya, en la vecina Hama.

    Por su parte, las FSD conquistaron el pueblo de Al Shuihan, a tan solo 4 kilómetros al norte de Al Rusafa, después de enfrentamientos contra el EI, sin que por el momento se hayan producido nuevos altercados con efectivos gubernamentales.

    Tras los sucesos de las últimas horas, el Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que cesaba la colaboración con EE.UU. para evitar incidentes en el espacio aéreo de Siria y advirtió de que cualquier avión o dron de la coalición detectado al oeste del Éufrates será seguido "en calidad de blanco" por las defensas antiaéreas rusas.

    Desde Washington, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., general Joseph Dunford, respondió que su país trabaja para restablecer las líneas de comunicación con Rusia.

    En un almuerzo en Washington, Dunford apuntó que Washington trabaja "por vías diplomáticas y militares para restablecer la comunicación para evitar encontronazos".

    EE.UU. trabaja para restablecer la comunicación con Rusia en Siria

    Washington, 19 jun (EFE).- El jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., general Joseph Dunford, aseguró hoy que su país trabaja para restablecer las líneas de comunicación con Rusia a fin de evitar choques en Siria, tras la declaración rusa de que las suspendería por el derribo de un caza sirio.

    En un almuerzo en Washington, Dunford aseguró que EE.UU. trabaja "por vías diplomáticas y militares para restablecer la comunicación para evitar encontronazos", y añadió que aún hay vías para evitar choques aunque "nuestras fuerzas pueden defenderse por sí solas".

    Rusia indicó hoy, un día después de que EE.UU. derribara un caza sirio, que cesaba su cooperación para evitar accidentes en el espacio aéreo sirio, donde ambos países operan, y advirtió de que cualquier avión de la coalición internacional liderada por EE.UU. que sea detectado en el espacio aéreo de Siria al oeste del Éufrates será objetivo militar.

    "Tengo confianza de que la comunicación continúa entre los centros de operaciones de la coalición y el centro de operaciones ruso", señaló Dunford.

    En opinión del jefe del Estado Mayor "lo peor que podemos hacer alguno de nosotros es responder a esto con hipérbole".

    Por si parte, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, senaló en una rueda de prensa que EE.UU. se reserva el derecho a defenderse de una agresión en espacio aéreo sirio, aunque mostró su deseo de "disminuir la intensidad de la situación" y mantener las líneas de comunicación abiertas con las fuerzas rusas.

    Desde Bagdad, el portavoz de la misión estadounidense contra el EI en Bagdad, coronel Ryan Dillon, aseguró hoy en un comunicado que las operaciones aéreas contra los yihadistas continúan, aunque han "reposicionado" aeronaves tras el aumento de la tensión.

    "Debido a los recientes encuentros con el régimen prosirio y las fuerzas rusas, hemos tomado la medida prudencial de reposicionar nuestras aeronaves sobre Siria", aseguró Dillon, sin detallar si eso significa evitar territorio al oeste del Éufrates.

    El general Dunford recordó que EE.UU. tiene como principal objetivo en Siria acabar con el Estado Islámico (EI), algo que Rusia también ha asegurado que es central en su estrategia en Siria, donde defiende los intereses del Gobierno sirio de Bachar al Asad.

    Este fin de semana, un F-18 estadounidense derribó a un cazabombardero Su-22 sirio que había realizado un bombardeo cerca de Al Tabqa contra fuerzas rebelde de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), aliadas de EE.UU., y que están colaborando en la ofensiva para arrebatar Al Raqa al EI.

    Dunford consideró que, si Rusia tiene serias intenciones de acabar con el EI, debe entender que es necesario trabajar por reducir la tensión en Siria, donde Estados Unidos ha aumentado su presencia con fuerza de elite sobre el terreno.

    Damasco afirma que su avión cayó cerca de la zona controlada por EI y no por las FSD

    Beirut, 19 jun (EFE).- El Gobierno sirio afirmó hoy que el avión de la fuerza aérea nacional derribado anoche por la coalición liderada por EE.UU. cayó en una zona controlada por el grupo Estado Islámico (EI) en Al Raqa, donde no había presencia de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza encabezada por kurdos.

    Así lo subrayó el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores en dos cartas enviadas a la ONU, según la agencia de noticias oficial siria, SANA.

    "Es vergonzoso que EE.UU. justifique este acto terrible con comunicados oficiales alejados de la verdad, especialmente y dado que el avión de guerra sirio, contrariamente a lo afirmado por el lado estadounidense, cayó en una zona próxima a Al Rusafa, bajo el control del EI", indicó el Ministerio.

    Las misivas apuntan a que el piloto bajó en paracaídas a un área dominada por el EI.

    Ayer, la coalición internacional, que apoya a las FSD, justificó el derribo del avión sirio acusándolo de haber bombardeado previamente posiciones de las FSD en zonas al sur de la ciudad de Al Tabqa, en el oeste de la provincia de Al Raqa.

    El Ministerio de Exteriores hizo hincapié en que el aparato abatido no hacía más que "cumplir con su deber de luchar contra el 'Dáesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) en el suelo sirio".

    Para las autoridades sirias, este incidente ha desvelado "la postura estadounidense de apoyo al terrorismo que tiene como objetivo intentar influir en la capacidad del Ejercito Árabe Sirio, la única fuerza efectiva junto con sus aliados de ejercer el derecho legítimo de combatir a los terroristas en el territorio nacional".

    La nota subrayó, además, que este ataque está vinculado con "los crímenes" perpetrados por EE.UU. y la coalición contra las Fuerzas Armadas Sirias en la región de Al Tanf, fronteriza con Irak.

    En esa zona siria, donde hay presencia de efectivos estadounidenses, los aviones de la coalición han tenido como blanco en varias ocasiones a milicianos progubernamentales que se aproximaban al paso fronterizo.

    El Ministerio agregó en sus cartas que los bombardeos "indiscriminados" de la coalición han causado la muerte de cientos de civiles en la provincia de Al Raqa y el desplazamiento de más de 120.000.

    Destacó que el ataque de ayer se produce en un momento en el que el Ejército nacional "ha logrado un avance claro" frente al EI, que está siendo derrotado en varios puntos en el desierto sirio.

    "La República Árabe de Siria advierte de las repercusiones de este acto criminal contra los esfuerzos antiterroristas", avisó.

    Asimismo, instó al Consejo de Seguridad de la ONU a que "rompa su silencio y condene estas acciones militares cobardes y temerarias, sobre todo, al haber sido cometidas por una coalición ilegal".