ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • AUSTRIA NAZISMO

    Un tercio de los austríacos piensa que el nazismo también trajo cosas buenas

    21 de abril de 2017

    Viena, 21 abr (EFE).- Un tercio de los austríacos opina que el nazismo tuvo cosas tanto buenas como malas y cuatro de cada diez cree que ya es hora de dejar de debatir sobre el Holocausto judío, según una encuesta que se acaba de presentar.

    El sondeo, realizado por el instituto SORA de estudios sociales, analiza la conciencia histórica de los austríacos sobre el nazismo y sus actitudes hacia el autoritarismo y la democracia.

    Poco más de la mitad (52 %) de los 1.000 encuestados aseguró que el régimen nacionalsocialista (en Austria de 1938 a 1945) había traído sólo o mayormente cosas negativas, mientras que un 34 % oscila en un abanico que va desde cosas buenas y malas a principalmente buenas. El resto, no sabe o no contesta.

    Esa actitud condescendiente ante la dictadura nazi es especialmente presente entre los mayores de 66 años (un 44 %).

    La visión del nazismo es especialmente negativa entre los universitarios (86 %) y va suavizándose conforme desciende el nivel educativo.

    Aunque la mitad de los encuestados está completamente o muy de acuerdo en que los austríacos fueron responsables "del destino" de los judíos entre 1938 y 1945, el 40 % opina que debería cerrarse ya el debate sobre la II Guerra Mundial y el Holocausto.

    La encuesta aborda también cómo evalúan los austríacos la democracia en su país.

    El 78 % considera que la democracia, pese a sus problemas, es la mejor forma de Gobierno.

    Pero sólo el 45 % rechaza absolutamente el planteamiento de "un líder fuerte que no tenga que preocuparse del Parlamento y de elecciones".

    En una encuesta similar realizada hace diez años, la aceptación de la democracia como el mejor sistema era defendida por el 86 % de los austríacos, ocho puntos más que ahora.

    En general, el grado de satisfacción (total o elevada) con el funcionamiento de la democracia en Austria ha caído 12 puntos en los diez últimos años.

    También ha crecido en ese periodo la sensación general de inseguridad.

    Un 41 % de los austríacos está totalmente de acuerdo o muy de acuerdo con la idea de que "la confusión hoy día es tal que nadie sabe ya dónde está", nueve puntos más que en 2007.