ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • DINAMARCA ARQUITECTURA

    Un museo danés explora el pragmatismo y la simplicidad de la obra de Alejandro Aravena

    20 de octubre de 2018

    Humlebæk (Dinamarca), 20 oct (EFE).- El museo de arte moderno de Louisiana (norte de Copenhague) ha abierto una muestra que indaga en el enfoque pragmático y el gusto por las formas simples de la obra del arquitecto chileno Alejandro Aravena y el colectivo ELEMENTAL.

    Aravena (Santiago, 1967), premio Pritzker 2016, protagoniza la segunda exposición de una serie monográfica sobre estudios de arquitectura -que abrió el año pasado el chino Wang Shu-, inaugurada esta semana y que se podrá visitar hasta finales de febrero.

    "So Far" (Tan lejos), como ha sido titulada la muestra, alude tanto a la distancia entre Chile y Dinamarca como al aspecto retrospectivo del trabajo de ELEMENTAL, colectivo creado por Aravena una década y media atrás y premiado a nivel internacional, sobre todo por el impacto social e interés público de muchas de sus obras.

    La muestra, a la que el museo dedica dos de su salas, se divide en cuatro partes y gira en torno a dos instalaciones creadas específicamente para ella por Aravena y sus colaboradores y que entroncan con el enfoque democrático de su obra.

    El arquitecto chileno, que dirigió la Mostra Internacional de Venecia hace dos años, recibe al visitante con una construcción en el medio de la primera sala, en la que juega con las ideas de peso y equilibrio entre dos elementos de gran tamaño.

    Ese contrapeso sirve para presentar una amplia selección de esbozos, notas, ideas y diseños -que se pueden consultar en varios iPad distribuidos por la sala-, que revelan el modo de trabajo del estudio chileno y su idea de experimentar la arquitectura en el propio cuerpo del espectador.

    La segunda parte se centra en las "casas progresivas", el modelo de viviendas sociales ideado por Aravena en el que se construye "media casa grande" en vez de una pequeña y se apuesta a la capacidad de cada familia de hacer mejoras sucesivas: una idea que puso en práctica primero en Chile y ha llevado luego a otros países.

    Por medio de textos, imágenes, vídeos y modelos y del manifiesto del propio colectivo se indaga en una forma de arquitectura social que caracteriza buena parte del trabajo de Aravena, por el que recibió en 2008 el León de Plata de la Bienal de Venecia.

    "Intentamos comprender las fuerzas que intervienen, orientando el trabajo, y esas fuerzas cambian de un caso a otro", explica en una entrevista en el catálogo de la muestra Aravena, quien defiende la necesidad de indagar en todos los aspectos de una obra de forma previa, ya que "lo que cuenta no es la respuesta, sino la pregunta".

    Guiada por la idea de la percepción del cuerpo propio del peso, equilibrio y gravedad, otra gran instalación preside la segunda sala de la exposición: una especie de caja flotante de madera colgada del techo que obliga al visitante a recostarse en el suelo y ver desde allí en una pantalla en el techo imágenes de las obras del estudio.

    Las imágenes son a su vez vistas aéreas, lo que enlaza con la idea de la visión desde el hemisferio norte de la otra mitad del planeta, donde se encuentra el estudio y buena parte de su obra.

    Las paredes de la segunda sala documentan también mediante textos, dibujos y elementos audiovisuales el proceso de la exposición, que arrancó un año y medio atrás, cuando la dirección del museo contactó con el arquitecto chileno.

    La última parte de la muestra alude a la idea de diseño de "código abierto" que también propugna Aravena y que se plasma en una silla ideada por él mismo para su casa y que luego fue enviada a una cárcel de Santiago de Chile para que los reclusos pudieran hacer evolucionar el modelo inicial.

    Lousiana continuará con su serie de monografías arquitectónicas el próximo año con la mexicana Tatiana Bilbao, autora entre otros del Jardín Botánico de Culiacán y del Instituto Tecnológico de Monterrey.