ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • ESPAÑA MÚSICA

    El León de Belfast abre con su rugido la 18 edición del Azkena en Vitoria

    22 de junio de 2018

    Vitoria (España), 22 jun (EFE).- Van Morrison, el León de Belfast, ha subido hoy al escenario principal de la 18 edición del Azkena Rock Festival en Vitoria con un repertorio variado que ha sumergido al numeroso público asistente en un viaje por el tiempo del blues y el soul con toques jazzies a golpe de rugidos con textura de terciopelo.

    En un concierto que ha ido de menos a más, tanto en el calor de los temas como en el volumen del sonido que, una vez más, ha generado controversia entre los asistentes, Morrison, que en breve cumplirá 73, ha dirigido con su habitual mano de hierro a un solvente sexteto que ha tenido buenas ocasiones para lucirse.

    Tras un inicio con clásicos como Baby Please Don't Go, y una revisión de viejos temas del blues tradicional, alternados con composiciones propias como Precious Time, el concierto ha ido creciendo en intensidad hasta un apoteósico final en el que el numeroso público asistente ha rugido con Brown Eyes y con el archiconocido Gloria, con el que, enfundado en su traje de corte clásico tras sus inseparables gafas oscuras y bajo su sombrero de ala estrecha se ha despedido Van Morrison.

    Pero no sólo de Belfast vive el Azkena Rock Festival.

    Tras el interesante aperitivo vivido el jueves, la céntrica plaza vitoriana de la Virgen Blanca ha acogido entre vermús y picoteos de mediodía la propuesta en clave de rock de los setenta a cargo de los canadienses The Sheetdogs, que apenas unas horas más tarde han abierto también el escenario principal de Mendizabala.

    Por las calles del centro de la ciudad la Broken Brothers Brass Band ha hecho moverse a visitantes y naturales a ritmo de grass, funk y swing con ecos de Nueva Orleans.

    En lo que respecta al recinto del Azkena Rock Festival en Mendizabala, los escenarios Respect y Love han calentado motores con los gallegos The Soul Jacket y los locales Tutan Come On respectivamente, dejando paso a continuación a los americanos Rival Sons con su rock setentero y a los vitorianos The Allnighters, con una propuesta más cercana al soul.

    Los más intrépidos han tenido ocasión de acercarse al espacio Trashville y disfrutar de atrevidas y originales apuestas lindantes a los territorios del billy en su faceta más experimental y todo ello en un entorno más íntimo y asimilable al de las pequeñas salas urbanas donde habita el rock & roll.

    A las 20:15 horas la práctica totalidad del público asistente se ha concentrado en el escenario principal, God, para vibrar y disfrutar con los ya citados rugidos del León de Belfast.

    Tras el concierto de Morrison, y con el intermedio del hardcore de los americanos Dead Cross y el stoner de Thee Hypnotics, Chris Robinson, que fue vocalista de los admirados Black Crowes, y su nueva formación han ocupado el escenario principal del recinto, que cerrarán pasadas las 2:00 las míticas Girlschool con la celebración de sus cuarenta años sobre las tablas.

    La noche se completa en el resto de los escenarios con la esperada reunión de MC50 en su cincuenta aniversario, y con la vuelta de bandas ya conocidas como Nebula o Man or Astro-Man?

    El sábado Azkena Rock Festival, vuelve a la carga en su segunda jornada que abrirá James Taylor en la plaza de la Virgen Blanca y que llevará al escenario principal del recinto de Mendizabala a la esperada Joan Jett y sus Blackhearts.