ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU MÚSICA

    El renovado romanticismo de Hombres G y Enanitos Verdes conquista EE.UU.

    13 de junio de 2018

    Austin (TX), 13 jun (EFEUSA).- La reconocida banda española Hombres G muestra en una gira "única" por Estados Unidos, junto a los argentinos Enanitos Verdes, que más de tres décadas después mantienen su espíritu alegre y divertido en un renovado espectáculo basado en historias de "amor y bares".

    El vocalista y bajista de la formación española, David Summers, explicó en una entrevista con Efe que la idea de la gira "Huevos Revueltos Tour" nació de la "gran amistad" que mantienen ambas bandas desde hace muchos años, así como del gusto por "las canciones con letras y melodías bonitas".

    "Una noche en una cena, precisamente en Texas -donde se realizó la entrevista-, decidimos mezclar las canciones, fusionar las dos bandas y compartir la experiencia de girar juntos y 'revueltos', compartiendo el escenario todo el tiempo, interactuando entre artistas", detalló Summers.

    Una sintonía que confirma el guitarrista de Enanitos Verdes, Felipe Staiti, para el que la gira representa "renovar el romanticismo de las canciones" gracias al beneficio de "la mirada del otro".

    Este proyecto comenzó el año pasado con una ruta por Latinoamérica durante varios meses y que prosiguió en 2018 en suelo estadounidense con 14 conciertos en ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Austin, Las Vegas o Boston.

    En la promoción de la gira se anunció a estas dos bandas como "iconos de la música rock en español", título que valoran los propios artistas como una leyenda adquirida por su trayectoria profesional.

    El cantante de Enanitos Verdes, Marciano Cantero, cree que "como el vino, uno con los años se pone mejor" y experimenta durante los conciertos la sensación de que está "sonando perfecto".

    Sin embargo, resulta real que a sus conciertos acuden personas de todas las edades y se escuchan todos los acentos de Hispanoamérica, en una comunión que refleja la relevancia de ambas bandas durante las últimas tres décadas.

    "En EE.UU. sucede que está toda Latinoamérica unida en un solo espectáculo, vas a California por ejemplo y hay mayoría mexicana, pero luego en Nueva York te encuentras con muchos puertorriqueños, dominicanos, argentinos o españoles", matiza Cantero.

    Esta energía cultural, que más allá de la cantidad de gente que acude a los teatros, se incrementa con el "significado" de los lugares en los que actúan, tal y como recuerda el batería de Hombres G Francisco Javier de Molina, emocionado aún por la velada del pasado 2 de junio en el Hollywood Bowl de Los Ángeles.

    "Cuando empiezas con los primeros acordes se te pasa por la cabeza ese momento en el que tocabas en antros pequeños, suplicando con 19 años que te dejaran tocar aquí y allá con los amplificadores en el coche, y de pronto apareces en lugares donde tocaron gente como The Beatles", ensalzó el batería.

    Su compañero Summers reconoció que, además, fue "un hito" para el rock en español, al convertirse en el primer espectáculo de un grupo de rock en español en colgar el cartel de no hay billetes.

    El vocalista de Hombres G reconoce que después de 3.000 conciertos durante su carrera, por fin sienten que "controlan" el escenario y disfrutan de lo que hacen sus compañeros siendo capaces de "crear un momento mágico" para transmitir alegría al público.

    "Aprender a tocar se consigue con paciencia y dedicación, pero aprender a evadirte y a sumergirte en la música para transmitir que realmente lo estás pasando bien" requiere también su tiempo, manifestó.

    Así pues, tanto Enanitos Verdes como Hombres G seguirán "haciendo la guerra" por su cuenta, al margen de la evolución de los géneros musicales, puesto que su inspiración sucede en la vida cotidiana, "en las historias del corazón y los bares".

    Summers enfatiza con naturalidad que: "Los géneros que existan nos dan igual, incluso el rock en español nos da igual. Solo buscamos proyectos bonitos y cantamos en español porque hablamos, soñamos y nos enamoramos en español".

    Y su compañero de gira Felipe Staiti le acompaña asegurando que la realidad les trajo cosas que "ni estaban en los sueños", así que solo esperan que el público les deje bailar al menos varias décadas más.