ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU MONUMENTOS

    Polémico monumento confederado se instala en cementerio privado de Tampa

    21 de marzo de 2018

    Miami, 21 mar (EFEUSA).- Un monumento a los caídos del bando confederado en la Guerra de Secesión estadounidense (1861-1865) fue finalmente trasladado del lugar público de Tampa (Florida), donde estaba desde 1911, e instalado en un cementerio privado, informó hoy un medio local.

    Siete meses después de que la junta de gobierno del condado de Hillsborough (costa oeste de Florida) votase a favor de su traslado, el monumento "Memoria en Aeterna", develado en 1908, se yergue en un pequeño cementerio privado de la zona.

    Dado el estado delicado del monumento, su recolocación en un cementerio de acceso privado tuvo un coste de unos 285.000 dólares y requirió el uso de rayos X para identificar los puntos débiles antes de proceder a dividirlo en 26 partes para su traslado, recogió en diario Tampa Bay Times.

    Asimismo, varios expertos analizaron con un sistema de radar el suelo del nuevo emplazamiento para asegurarse de que el terreno era capaz de sustentar la pesada estatua de mármol en la que destacan dos soldados junto a un obelisco.

    La iniciativa para retirar el monumento confederado de su emplazamiento original se produjo tras las airadas y violentas manifestaciones que tuvieron lugar el año pasado en Charlottesville (Virginia), convocadas contra la retirada de una estatua del general confederado Robert E. Lee.

    En la votación en Hillsborough sobre la conveniencia o no de retirar el monumento ganó el argumento de que el bando confederado era partidario de mantener la esclavitud.

    El camposanto donde está instalado el monumento es propiedad de la familia Brandon, cuyos antepasados eran confederados.

    Los actos de vandalismo y la retirada de monumentos confederados en el país se avivaron en 2017 después de que un vehículo arrollase a un grupo de personas que se manifestaba en contra de una reunión de supremacistas blancos en Charlottesville.

    En EE.UU. hay más de 700 monumentos en 31 estados en honor al bando confederado de la guerra civil, formado por los estados secesionistas favorables a la esclavitud y perdedor de la contienda.