ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • PUERTO RICO TATUAJES

    Tatuador de P.Rico dice que ganar "reality show" será un triunfo para su isla

    13 de marzo de 2018

    San Juan, 13 mar (EFEUSA).- El tatuador puertorriqueño Juan Salgado, quien ha marcado a artistas como Ricky Martin, Daddy Yankee, Wisin y Yandel, dijo hoy a Efe que espera ganar la décima temporada del "reality show" "Ink Master" para brindarle un gran triunfo a la isla en medio de su crisis por el huracán María.

    De 36 años, Salgado dijo que si gana la competencia, se convertiría en el primer latino en hacerlo y al menos el segundo puertorriqueño en llegar a la final, después de que en la octava temporada clasificara Gian Karle.

    "Si logro ganar esto, pues súper bien. Pero es una inmensa presión porque mi reputación estuvo en juego desde el primer día. Es un reto que acepté. Si alguien va a llevar la antorcha, que sea yo", resaltó Salgado en entrevista en su tienda, Color Conspiracy Tatto Shop, en la Calle Loíza (San Juan).

    La competencia, que es pre-grabada y transmitida por Paramount Network, inició con 24 artistas, divididos en tres grupos, liderados por tres entrenadores.

    Las piezas son evaluadas por un jurado integrado por Dave Navarro, Chris Núñez y Oliver Peck.

    Después de nueve capítulos, y cuyo décimo se transmite hoy, martes, solo quedan nueve tatuadores.

    Salgado forma parte del equipo de Anthony Michaels, ganador de la séptima temporada de "Ink Master".

    Si Salgado triunfa, cargaría con un botín de 100.000 dólares, pero cuyo premio a éste no le cautiva como le interesaría a cualquier otra persona, pues su misión es darle una gran victoria a Puerto Rico, que a casi seis meses del paso del huracán María, se levanta gradualmente.

    Salgado dijo que la producción del "reality show" lo había invitado a participar en ocasiones anteriores, pero éste siempre se negaba, pero que esta vez lo hizo porque su tienda no tenía servicio eléctrico, por lo que no podía trabajar, y Puerto Rico necesita de buenas noticias, por lo que hará todo lo posible para ganar.

    "A mí me dicen 'La leyenda'. Antes de hacer este 'show', ya yo tengo un nombre en la industria tengo un nombre y he viajado el mundo entero", sostuvo el campeón boricua de más de 150 competencias internacionales.

    Salgado admitió que al llegar a la competencia, pensaba que las piezas que le haría a invitados o participantes se le harían "mucho más fácil", pero entendió después que el jurado observa detenidamente los fundamentos de los artistas.

    Igual, reconoció que los competidores jóvenes estaban más actualizados con él al crear sus borradores en tabletas y no en papel como usualmente éste hacía, por lo que tomó un curso digital y se modernizó.

    "Estoy compitiendo con unos prodigios, con chamacos que llevan tatuando la mitad del tiempo que yo llevo tatuando y son más precisos y rápido que yo, pero yo tengo la experiencia. Soy boricua, y lo que no sé, me lo invento, y lo que no, lo aprendo y me la ingenio", destacó.

    De igual manera, dijo que al que observar detenidamente la manera en que los otros concursantes hacen sus piezas, ahora trabaja más rápido, mejoró la saturación de colores (que al pintar, ese color sea sólido) y usa más el color negro.

    "Hay tendencias de artistas nuevos que no había intentado, porque pensé que no hacían falta, pero que son esenciales para avanzar, y avanzar es muy importante, porque mientras más rápido pueda tatuar, más barato le sale el barato al cliente y eso es una muy buena noticia", relató Salgado.

    "Llevo 15 años tatuando, y en se tiempo llevo haciendo lo que me da la gana. Entonces, llego a esta competencia y miden tus fundamentos, tus líneas, precisión y rapidez. El ser más rápido me es beneficiario porque si no le termino el tatuaje con tiempo, tienen que sacar otra cita para no sé cuando", agregó

    "Gane o pierda, ya yo gané por todo lo que aprendí", admitió Salgado, quien contó que mayormente es juzgado por Instagram, donde cuenta con más de 184.000 seguidores, pero ahora son tres personas quienes juzgan sus obras.

    Igualmente dijo que aunque hayan personas que lo señalen diciendo que está en esa competencia para ganarse más clientes, para él tampoco eso no es primordial, pues su agenda está muy cargada, provocando que personas tengan que esperar hasta casi dos años para tatuarse con él.

    "Yo no necesito llenarme más de clientes. Si acaso mis artistas sí se pueden llenar, pero lo estoy haciendo por Puerto Rico. Obviamente siempre viene bien, pero me siguen llegando 'e-mails' de personas interesadas", resaltó Salgado.