ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INTERNET

    Alcaldes protestan en carta contra propuesta de acabar con internet neutral

    08 de diciembre de 2017

    Nueva York, 7 dic (EFEUSA).- Un grupo de 58 alcaldes de todo el país escribieron una carta abierta a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para protestar contra su propuesta de poner fin a regulaciones impulsadas por el expresidente Barack Obama para garantizar la "neutralidad de la red".

    El próximo 14 de diciembre, la FCC votará la propuesta "Orden para Restaurar la Libertad de Internet", que concede una libertad casi total para gestionar el tráfico web bajo su criterio a proveedores de internet como Verizon, frente a cuyos establecimientos en varias ciudades se convocaron hoy protestas.

    La Comisión "ofrece carta blanca a poderosos proveedores de servicios y poco más que promesas a los consumidores" cuando es su "deber" trabajar por la protección de la neutralidad en internet que estableció la Orden de Internet Abierto de 2015, denunciaron los alcaldes, entre ellos el de Nueva York, Bill de Blasio.

    Los representantes electos expresaron su "firme oposición" a la propuesta de la FCC, que defiende que ayudará a la innovación e impulsará la estructura de banda ancha, porque "elimina protecciones al consumidor y económicas esenciales" al poner fin al fundamento legal del internet neutral.

    "A pesar del apoyo que la Comisión dice tener por los principios de Neutralidad de la Red, su propuesta habilita una actitud de llave de paso a los proveedores de banda ancha dominantes" y tendrá un "efecto desproporcionado en los más vulnerables", escribieron en la misiva.

    En este sentido, alegan que para que las comunidades confíen en Internet es "esencial" que la fiabilidad de la red no dependa del "capricho, el criterio o los incentivos económicos" de los proveedores de servicio para "controlar o manipular" la experiencia de los cibernautas.

    El pasado mes de julio, añaden, otros representantes ya alertaron de que el rechazo total de la Orden de 2015 tendrá un "impacto particularmente negativo en las familias de clase media y trabajadora" y restringirá el acceso a ciertos tipos de contenidos online y servicios "a los que no se pueden permitir pagar más".