ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU ARTE

    Llegan a Miami los "Meeting Bowls", bancos circulares para conocer a extraños

    05 de diciembre de 2017

    Miami, 5 dic (EFE).- El colectivo artístico español "mmmm..." ha instalado en Miami dos de sus "Meeting Bowls", unos bancos semiesféricos que propician la conversación entre extraños y que, según la artista Eva Salmerón, adquieren personalidades diferentes dependiendo de donde estén ubicados.

    Coincidiendo con la feria Art Basel, los transeúntes del creativo Miami Design District se encontrarán con dos cuencos azules de grandes dimensiones que invitan a cualquiera a entrar dentro y sentarse.

    "Al ser unos bancos circulares, siempre tienes la persona que está sentada delante de ti mirándote. Entonces tienes que hablar con ella", dijo Salmerón, miembro del colectivo "mmmm..." en una entrevista con Efe.

    Esta pieza de arte público temporal, en el que caben hasta ocho personas, pasó por Times Square, en Nueva York, donde se instalaron por primera vez hace seis años y también ha reunido peatones de ciudades como Dubai, y Arlington (Virginia).

    En Times Square eran "jaulas para turistas", en Arlington, en cambio, estaban ubicados en una zona de oficinas y servían para que trabajadores "se reunieran en nuevos entornos fuera del espacio de trabajo habitual", dijo la artista madrileña en referencia a las distintas personalidades que adquieren según dónde se ubican.

    En Miami, Salmerón está a la expectativa para ver "cómo reacciona e interactúa la gente" en una zona repleta de tiendas de lujo, donde pueden encontrar un sitio "agradable" para tener "encuentros íntimos o grandes conversaciones", así como para refugiarse del sofocante sol miamense.

    "Miami tiene fama de ser una ciudad donde la gente es muy abierta y se habla mucho, entonces quizás haga menos falta provocar la interacción", reflexionó.

    No obstante, en referencia al entorno suntuoso en el que están ubicados, la artista recalcó que pueden ser "nuevos puntos de encuentro para gente rica", ya que son personas "más individualistas y se relacionan menos con los demás".

    Aunque admite que Estados Unidos tiene un punto "impersonal" debido a sus dimensiones, a juicio de la artista es un país donde la gente es muy interactiva: "creo que es un país en el que la gente habla mucho con gente que no conoce, por la calle".

    Por su contra, según Salmerón, en España "somos muy abiertos, simpáticos y hablamos con todo el mundo si salimos de fiesta", pero por la calle "es muy raro que gente que no se conoce hable".

    Los "Meeting Bowls" llegan a un Miami Design District en crecimiento, dedicado a la moda innovadora, el diseño y la arquitectura, y lo hacen de la mano del Centro Cultural Español en Miami (CCEMiami) y en colaboración con el programa de internacionalización de la cultura española (PICE) de Acción Cultural Española (AC/E).

    En su diseño original, estos cuencos sociales se balancean y también giran, una especie de "columpio para adultos", aunque en Arlington y ahora en Miami se ha optado por poner unas patas que los hacen más estáticos.

    Y es que estas piezas de arte público temporales no se trasladan de un sitio a otro, sino que se construyen directamente en cada nueva localización, a través de archivos digitales de las piezas que se envían a fabricantes locales.

    Se calcula que los dos cuencos de Miami, de color azul "acorde con la ciudad", presenciarán encuentros de todo tipo durante unos tres meses, "el tiempo que aguanten en buenas condiciones, ahora que no va a llover mucho", detalló su autora.

    En unas ciudades en las que los bancos escasean, este colectivo de arte público interactivo quiso combatir la paradoja que reina en plazas como Times Square: "En una de las plazas del mundo con más personas por metro cuadrado, nadie se conoce".

    "Nos pareció interesante hacer coincidir a gente que quizás no se vuelva a ver en el resto de su vida", dice.

    Con vistas a futuras ubicaciones de estos "bancos para conocer a extraños", Salmerón dijo que estarán "donde los quieran", y aunque aseguró tener un prototipo para España, al final "parece que siempre hay más trabajo fuera que en tu propio país", concluyó.